Trágica comedia de mi país…

Apareció alguien que se cree más que Dios”

  • Opinión por Josh Saintway

Todo tuvo la desventura trastornada de comenzar hace veintiocho lunas atrás.

Donde hubo mucha extravagancia en toda la enervante cópula que había detrás.

La alucinación de un poder comparable con la granazón de un puberto.

A quien de forma obturada, hastiada e irreflexiva se le regaló potestad a cielo abierto.

Todas las llaves para hacer cualquier tropelía que se le antojara.

Ocasionando un melodrama en toda una cuadra.

¡Ya que jamás llegaría a ser de los mismos de siempre!

Siendo sus irregulares pericias acordes a todo lo que compre.

Y sí, ¡es correcto!, ya que las dimensiones de sus querencias,

alcanzaron sus propósitos a base de prepotencias.

Como fiel instrumento del sistema maquiavélico,

es obligatorio reconocer que logró concretar su plan bélico.

Destilando odio, rencor en sus alegatos narcotizados.

Y sobran chupamedias y lamesuelas completamente imbecibilizados.

La seguridad pública es el gran talón de Aquiles,

ya que en Chalchuapa, Olocuilta y otros municipios hemos visto necrópolis imposibles.

El nepotismo está a la orden del día,

pero se sustenta con cualquier anomalía.

Hay mucho menos incautación de alucinógenos ilegales,

¿tendrá relación con el lugar de las pitahayas en el agua y sus intereses clandestinos banales?

Parece que se juzgan casos prescritos,

sin embargo, ya llegará el turno de los actualmente inscritos.

Es vergonzoso que el vecino país del norte tenga mas información de las fraudulencias,

haciendo ver con la lista Engel que solo es parte las inconsecuencias.

¡Apareció alguien que se cree más que Dios en mi país!

Lo que no vieron venir quienes están cegados como una lombriz.

La corrupción está a la vista en toda la estructura gubernamental.

¡Pero ojo!, sus arlequines, cachiporristas y mascotas, ¡niegan todo de forma brutal!

Hemos caído en completo ridículo ante la comunidad internacional,

por haberse exhibido de forma vulgar,

sus grandes propuestas no pasan de lo virtual,

ya que de esa manera se hace alarde de una deficiencia perjudicial.

A todo ello añadamos los nombramientos de funcionarios ad-honoren,

¿habrá algo más con lo que empeoren?

Hubo proyectos de leyes desde la sociedad civil,

que dejaron de tener validez por no estar a la medida de su perspectiva vil.

Se nos han regalado alimentos exportados de Sinaloa,

una total desfachatez que circula hasta ahora,

Con eso se pretende que olvidemos los grandes errores.

Socaban nuestra dignidad como país generando mas estrés.

La situación sanitaria mundial cayó como anillo al dedo.

¡Se han enriquecido con el dolor de nuestro mundo!

Se inventaron leyes express con el sello de la bestia de la perdición,

que nos llevan como país directamente al panteón.

Se han contratado a seudo-intelectuales,

con argucias completamente ilógicas justifican sus estrategias letales.

La deuda pública ha llegado a niveles incalculables.

¿Es en serio?, ¿hasta las siguientes generaciones son culpables?

Luego se inventan juicios en los que hablan de manera extremadamente burda.

¡Que bajo nivel de educación de esta clase política absurda!

No cabe duda que carecen de múltiples propuestas en todas áreas,

los cenutrios que solo destacan que están en ascuas.

Muchas cosas son justificadas con un ejército de hakers y disque influencers nimios,

con nombres esperpentos que los hacen ver mucho menores que los simios.

Existe un gran cinismo en la manera de interpretar el entorno.

¡Ya parece que todos estamos metidos en un mismo horno!

El culto al ego se ha vuelto todo un espectáculo deficiente,

dejando fuera a las personas de buena voluntad, ¡que creemos, pensamos, actuamos y soñamos diferente!

Hay mucho narcisismo, sadismo, cinismo, megalomanía, misoginia y mitomanía.

¿Acaso eso sustenta toda propuesta que no se tenía?

El abuso de la posverdad les pone al descubierto,

ninguna persona en su sano juicio puede dar todo lo que dicen por cierto.

La verdadera clave debe estar en la justicia,

solamente desde allí nos mantendremos con mucha pericia.

Hasta ahora todo carece de identidad,

Pero qué se le va hacer, ¡lo milenial ahora ya no tiene edad!

Ayudaría mucho también nuestra fe vigilante,

en el Dios de la Vida realmente trascendente.

Todo esto nos impulsaría a organizarnos,

para hacer una resistencia real y evitar engatusarnos.

Es necesario alzar nuestra voz en este desierto,

donde reconozcamos nuestra conciencia y veamos el cielo abierto.

La solidaridad y el sentido deben prevalecer,

esto nos ayudará como pueblo a permanecer.

Que nuestra Constitución sean los valores y principios del reinado de Dios,

para resurgir en lo bueno y ser fielmente aliados.

¡Ignorar la confianza pedestre y oligárquica que rinden adoración a mamón!

Y acertar con el concepto y práctica del Shalom.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *