¿Qué te dice tu voz crítica interna?

Nuestra voz interna es resultado de lo que los adultos importantes en nuestra vida nos dijeron y la clase de ejemplo que nos modelaron en nuestra infancia”

  • Escrito por Patricia García M.S. / profesora y consejera académica Fotografía gracias a Mahdi Bafande

Nuestra voz crítica interna se desarrolla durante las diversas experiencias en nuestra infancia y dominan la manera que nos vemos hoy en día. Esta voz se desarrolló en nuestra infancia por la manera en que los adultos importantes (como nuestros padres o las personas que nos criaron) nos trataron.  Por ejemplo, si esos padres o personas que nos criaron fueron nuestros protectores y nos trataron con cariño, o si nos abandonaron o fueron muy distantes con nosotros.  Nuestra voz interna es resultado de lo que los adultos importantes en nuestra vida nos dijeron y la clase de ejemplo que nos modelaron en nuestra infancia.

La voz crítica interna afecta diferentes áreas de nuestra vida.  Puede debilitar nuestra habilidad de interpretar los eventos realísticamente y hace que reacciones a circunstancias de la vida de una manera negativa.  Desatan o activan el mal humor y sabotean nuestra satisfacción en la vida. Por otra parte, afectan nuestras creencias y actitudes y producen una baja estima en la persona. También afecta la manera en que nos relacionamos o confiamos en los demás.

¿Cómo saber si tenemos una voz crítica interna?

  • Si en el ámbito personal, oyes esa voz interna diciendo dentro de ti, “yo soy tonto/a o yo no soy atractivo/a”.
  • En el ámbito profesional oyes esa voz interna que te dice dentro de ti, “yo jamás tendré éxito o nadie aprecia mi buen trabajo”.
  • En el ámbito social, te dice, “yo estoy mejor sola, o esa persona no te quiere ni le importas”.

Pon atención, cuando repentinamente te pones de mal humor, te enojas fácilmente y hay un cambio repentino en tus emociones, justamente porque eso es el resultado de la voz crítica interna.  ¿Recuerdas cuando eras pequeño/a, cómo te trataron esos adultos importantes en tu vida, qué te decían y qué comportamiento observaste de ellos?

Para combatir esa voz crítica interna, observa y reconoce qué es lo que te dice esa voz, pregúntate de dónde sale (¿si era lo que esos adultos te decían de pequeño/a?).  Reconoce que ya no eres esa niño/a indefenso/a que no podía enfrentar esas palabras críticas que te causaron daño.   Ahora, qué debes hacer cuando vengan esas frases negativas que te afectan, háblales en la segunda persona; si esa voz te dice “yo no soy inteligente” dile “tú no eres inteligente” y eso te ayudará a ver lo negativo de esa voz. 

El siguiente paso a seguir, es reconocer que esa voz negativa interna no es la verdad de quien tú eres, y no representa el potencial que tienes dentro de ti.  Cuando tus padres o esos adultos que te criaron, te maltrataron, no te prestaron atención, no te protegieron eso pudo causar que hoy te cueste confiar o creer que el mundo y las personas sí son buenas, y que sí se puede confiar en los demás. Poco a poco, comienza por dejar que otras personas se te acerquen, dales la oportunidad de que te muestren que no todas las personas son malas, que siempre hay seres humanos dispuestos a mostrarte que el bien existe en este mundo.  Decide confiar en ellas y mantén una mente abierta, no dejes que el error que otros cometieron en el pasado te quite la oportunidad de vivir y compartir una vida feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *