Usuarias solicitaron paradas de buses con luz eléctrica, mapa de rutas, y piso táctil para personas con discapacidad visual

En El Salvador continúa la iniciativa para crear más paradas de buses seguras e inclusivas que buscan reducir toda expresión de violencia contra la mujer. Guatemala y Costa Rica comparten una misma historia de acoso a la mujer en espacios públicos”.

  • Por Dalila Arriaza

Conversamos con Mario Chávez, quien lidera la iniciativa y ha llevado a cabo un estudio con datos sobre la problemática. Y con Joaquín Rodríguez, quien es parte del equipo legal que ha elaborado la propuesta de reformas e impulsado el acuerdo nacional por un transporte público seguro en El Salvador, y la forma innovadora de promover la concientización por medio de un cortometraje.

IN TEMPO: Un poco de contexto sobre la situación actual de inseguridad para las mujeres usuarias de las paradas de buses, y en general del transporte público.

Joaquín Rodríguez/ Mario Chávez: En El Salvador, más del 80 % de los ciudadanos utilizan el transporte público regularmente como su principal medio de transporte para ir al trabajo, la escuela o acceder algún tipo de servicio (VMT, 2013). De acuerdo con un estudio de FUSADES de 2015, existe una percepción generalizada que el sistema de transporte es caótico y competitivo. Algunas de las razones del caos se asocian a las condiciones desordenadas de las paradas, y comportamientos inadecuados dentro del sistema de transporte. De igual forma, se identificaron una serie de delitos que ocurren en buses y en paradas, entre los cuales destacan: el acoso sexual contra las mujeres, robos y hurtos a usuarios.

El Salvador requiere de una cultura de legalidad, en donde los ciudadanos respetemos voluntaria y cotidianamente todas las normas jurídicas. Esto conlleva, también a la adecuada convivencia entre las personas, fomentándose el respeto a las mujeres y niñas para resguardar su integridad.

La Iniciativa para un Transporte Público Seguro (ITPS) pretende fomentar esta cultura de legalidad, proponiendo reformas legales que sirvan de base para proteger a las mujeres en el transporte público, empezando desde el uso de las paradas o terminales de buses, hasta completar su recorrido dentro de las unidades de transporte.

IN TEMPO: ¿Cómo se coordinan actualmente los esfuerzos de los diferentes sectores que impulsaron esta iniciativa? ¿Le están dando el debido seguimiento?

Mario Chávez: La ITPS es un esfuerzo de múltiples actores con un mismo propósito: prevenir el acoso sexual en contra de las mujeres en el transporte público. Esta iniciativa reconoce que cada actor tiene un rol clave e importante para la solución del problema, y por lo tanto debe asumir su responsabilidad. Por ejemplo, el gobierno central debe de encargarse de hacer cumplir las leyes y ordenar el sistema, las municipalidades deben de velar por el entorno de las paradas de buses, la sociedad civil debe presionar por la búsqueda de soluciones, y los usuarios y ciudadanía en general deben de mostrar respeto y cumplir con las leyes.

La iniciativa está liderada por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) y además integrada por las alcaldías de San Salvador y Santa Tecla, Viceministerio de Transporte (VMT), Cámara Americana de Comercio (AMCHAM), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ONU Mujeres, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Automóvil Club de El Salvador (ACES), Voces Vitales, Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), Arquitectos sin fronteras, OPAMSS, Las Dignas y la Asociación de Mujeres Tecleñas.

SITUACIÓN EN GUATEMALA

De acuerdo con un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo, presentado en el año 2019, la Dirección de Movilidad Urbana (DMU) de Guatemala alrededor de 56 % de los viajes que se dan diariamente en transporte público son realizados por mujeres.
Según un estudio realizado por el Observatorio Contra el Acoso Sexual Callejero (OCAC), la mayoría de las mujeres que reportaron información (68%) se sienten inseguras o muy inseguras en el sistema de transporte público.

Además, el 90 % han sido acosadas, 60% han sido acosadas de tres a cinco veces a la semana y casi el 100% considera que el acoso sexual debería ser un delito. Este estudio además revela que el 48% de las mujeres considera que dentro de los sistemas de transporte público es en donde se sienten más vulnerables al acoso y cinco de cada diez mujeres en ciudad de Guatemala se sienten inseguras al caminar solas por la ciudad durante el día.
La ciudad ha desarrollado un Plan de Género bajo el liderazgo de la Dirección de la Mujer, en el cual se trabaja para generar información que les permita establecer líneas de trabajo específicas para abordar el tema, e impulsan la iniciativa de Ley 5280 que busca ser disuasoria del delito de acoso sexual y tipificar el acoso sexual como delito.

Para ello desarrollaron un plan de sensibilización y el sistema Transurbano buscó posicionarse como un sistema moderno y seguro. Como parte de esta visión y para diferenciarse del sistema tradicional de “buses rojos” decidieron implementar la iniciativa de las paradas seguras. La iniciativa se implementó en coordinación con la policía y el Ministerio de Seguridad, incluyendo mejor iluminación y un sistema de video vigilancia en estaciones, complementado con un botón de pánico en algunas de los vehículos.

SITUACIÓN EN COSTA RICA

En el país, 6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de acoso sexual en los espacios públicos, así lo revela la encuesta Actualidades realizada en octubre del 2015 por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica. Dentro de los tipos de acoso sexual más frecuentes sobresalen los silbidos, pitazos, piropos, palabras vulgares con intenciones sexuales, tocamientos, roces a propósito con partes sexuales, exhibicionismo, mirar fijamente una parte íntima del cuerpo, impedir el paso o perseguir con intensiones sexuales, entre otras.

En 2018, los diputados aprobaron la Ley contra el Acoso Callejero para garantizar el derecho de todas las personas de transitar y permanecer libres de acoso sexual en espacios públicos, en espacios privados de acceso público y en medios de transporte remunerado de personas.

IN TEMPO: En El Salvador, ¿qué avances podemos ver ya a nivel nacional de esta iniciativa ciudadana que se enfoca desde una perspectiva de género?

Mario Chávez: Concretamente la ITPS ha logrado hasta la fecha:

– Desarrollo de una guía de lineamientos para el diseño de paradas de buses seguras e inclusivas, – Construcción de una parada de bus modelo en el municipio de Santa Tecla, – Desarrollo de una App (noesnormal.org) en la cual se encuentra, información sobre la iniciativa, documentos de consulta y una encuesta, para recolectar información sobre las experiencias de las y los usuarios del transporte público, – Desarrollo de capacitaciones y talleres de sensibilización con usuarias del transporte público y con motoristas, – Lanzamiento de campañas de información y sensibilización sobre el acoso sexual, – Revisión y propuestas de reformas a la ordenanza municipal y ley de transporte público terrestre, – Firma de un “Acuerdo Nacional para un Trasporte púbico libre de acoso para las mujeres” con representantes de la mayoría de partidos políticos, – Desarrollo de un cortometraje para sensibilizar sobre el problema del acoso en el transporte público.

IN TEMPO: Una idea concreta de la arquitectura de las nuevas paradas de buses, y de los cambios dentro del transporte público para usuarias. ¿Cómo se piensa materializar esta idea?

Joaquín Rodríguez: De acuerdo con el art. 4 del Código Municipal, compete a las municipalidades la regulación del transporte local, así como la autorización de la ubicación y funcionamiento de terminales y transporte de pasajeros y carga, en coordinación con el Viceministerio de Transporte (numeral 11), además de la regulación del uso de parques, calles, aceras y otros sitios municipales. Las municipalidades cumplen un rol determinante en el ciclo del transporte público, especialmente en lo relacionado a las terminales y paradas de transporte, ya que estas últimas se colocan en las aceras.

Primeros trabajos en la nueva arquitectura de una parada de buses en Santa Tecla.
Así quedó finalizada la primera parada de buses segura e inclusiva en Santa Tecla.

Como parte de los esfuerzos del ITPS, en diciembre de 2020 se inauguró la primera parada de buses segura e inclusiva en Santa Tecla. Sin embargo, es necesario que esta práctica que replique en otras paradas del Municipio de Santa Tecla, así como en todo el país, para lo cual FUSADES ha preparado una Ordenanza Municipal Modelo para la instalación y funcionamiento de terminales y paradas de buses con características estandarizadas. En esta norma se establecen parámetros estandarizados para la construcción de las paradas, tales como:

· Transparencia, protección e iluminación nocturna · Infraestructura adecuada para esperar a la unidad de transporte · Espacio suficiente para permitir el paso sin obstrucciones · Prohibición de colocar objetos que dificulten el abordaje seguro de los pasajeros.

Esta propuesta fue remitida oficialmente al alcalde del municipio de Santa Tecla el 18 de enero de 2021, por lo que se espera que se está a la espera de su pronta aprobación para que El Salvador comience un proceso de mejora gradual. La carta y la propuesta de ordenanza municipal modelo pueden ser consultadas en el siguiente enlace: https://noesnormal.org/ordenanzas-municipales/

IN TEMPO: ¿Qué es lo que se espera de la firma del Acuerdo Nacional para un transporte púbico libre de acoso para las mujeres? ¿Cuáles son los próximos pasos?

FUSADES, como miembro de la ITPS, impulsó la elaboración de un cortometraje que permitiera sensibilizar y humanizar el grave problema de acoso sexual que a diario viven las mujeres y niñas en el transporte público salvadoreño. A raíz de esto, surgió el cortometraje “Cosificada”1, en el que se presenta esa realidad, abriendo espacio para hacer un llamado a diferentes tomadores de decisiones para que impulsen y aprueben reformas en permitan ponerle fin a esa inaceptable situación.

Este llamado a la acción de concretizó el 18 de enero de 2021, al remitirse a la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda de la Asamblea Legislativa una propuesta para reformar la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial y el Reglamento General de Transporte Terrestre2. Esta norma, desde su entrada en vigencia hace aproximadamente dos décadas, no cuentan con disposiciones para promover o garantizar la seguridad de las mujeres y niñas en el transporte público, siendo necesario establecer:

· Que Escuelas de Capacitación impartan cursos de formación en respeto de los derechos de las mujeres, como requisito para obtención de licencia para conductores del transporte colectivo. · Que se prohíba y sancione la portación de imágenes y la reproducción de música y videos que son considerados como violencia contra la mujer, debiendo el Viceministerio de Transporte verificar su cumplimiento. · Establecer un registro efectivo de boletos, con la finalidad de facilitar la identificación de unidades, operadores, horarios, en los que se pudo haber cometido un caso de violencia contra la mujer.

Adicionalmente, el 9 de febrero de 2021 se firmó el “Acuerdo Nacional por un Transporte Público Libre de Acoso Sexual Contra las Mujeres” con el cual, representantes de partidos políticos, se comprometieron, entre otras cosas, a “Apoyar e impulsar la aprobación de las reformas a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, para incorporar normas en favor de la seguridad de las mujeres, a fin de que esta sea una obligación para todos los operadores de buses, desde la manera en que se comportan hasta el tipo de imágenes o música que reproducen en las unidades de transporte, para reducir toda expresión de violencia contra la mujer” 3.

Tal acuerdo fue suscrito por los siguientes representantes de partidos políticos:

● Blanca de Mejía (Candidata a Alcaldesa – PDC) ● Claudia de Ávila (Candidata a Diputada – ARENA) ● David Reyes (Diputado) ● Eeileen Romero (Diputada – PCN) ● Gabriela Alas (Candidata a Diputada Suplente – ARENA) ● Idalia Zepeda (Candidata a Diputada – FMLN) ● Jose Roberto Arévalo Guerra (PDC) ● Karla Moncada (Candidata a Diputada – ARENA) ● Linda Funes (Candidata a Diputada – Nuestro Tiempo) ● Miguel Guillermo Deras Flores (GANA) ● Milena de Escalón (Alcaldesa de Santa Ana – ARENA) ● Miriam Margarita Handal (Candidata a Alcaldesa – PDC) ● Nathalia Mena (ARENA) ● Nuria María Espinola (Democracia Salvadoreña) ● Steffany de Gonzalez (Diputada – ARENA)

Como consecuencia de este compromiso, el 10 de febrero de 2021, un diputado dio iniciativa de ley al proyecto de reforma que presentó FUSADES, iniciando así el proceso para que se incorporen formalmente a la ley.

Como próximos pasos, se espera que los partidos políticos cumplan con su compromiso adquirido públicamente, y con ello apoyen e impulsen la aprobación de las reformas a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, para incorporar normas en favor de la seguridad de las mujeres, a fin de que esta sea una obligación para todos los operadores de buses, desde la manera en que se comportan hasta el tipo de imágenes o música que reproducen en las unidades de transporte, para reducir toda expresión de violencia contra la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *