Las personas exitosas comienzan con pequeños cambios

La persistencia, pequeños cambios y acciones específicas te llevarán al éxito”.

  • Por Patricia García M.S. / Profesora y consejera académica

Todos deseamos alcanzar el éxito en la vida.  Es necesario en diferentes esferas de nuestras vidas, en la escuela o la universidad, en el ámbito profesional, en nuestras relaciones personales, o en nuestras metas y sueños. 

Las personas exitosas no nacieron con habilidades o atributos especiales que les ayudaron a lograr el éxito.  Similar a un jardín, comienza como el tamaño de una semilla pequeña, que se riega, se cuida y da su fruto.  Las personas exitosas comienzan con pequeños cambios, y aun cuando no lo sientan o no les es fácil, continúan haciéndolo, persistiendo, hasta que se vuelve un hábito en sus vidas. 

He aquí algunas de esas características:

  • Impulso o determinación– Esa fuerza a trabajar muy duro hasta alcanzar lo que te propones. Te enorgulleces al alcanzar tu meta, y si es necesario tomas rienda para que todo salga como lo has planeado. 
  • Fuerza de voluntad– Tienes la fuerza para alcanzar lo que te propones, no vacilas ni aplazas sus deberes.  Te mantienes enfocado y persistente.
  • Paciencia– El camino al éxito nunca es una línea directa, siempre tiene altos y bajos.  Las personas exitosas saben que el camino al éxito tendrá obstáculos y resistencia; jamás toman como algo personal los fracasos y se levantan las veces que sea necesario.
  • Integridad y excelencia– Estos dos atributos son uno de los más importantes en el éxito. La honestidad es la mejor póliza para todo lo que uno hace, es un atributo que se puede cultivar. Crean tu carácter y definen quien tú eres.  Como profesora universitaria siempre tomo el tiempo para explicarle a mis alumnos la diferencia entre entregar un trabajo o entregar un trabajo con excelencia.  El trabajo con excelencia va más allá de lo mínimo o lo que se hace a última hora.
  • Pasión– La pasión es el motor que te mantiene empujando a lograr lo que te propones.  La vida es el 10 por ciento lo que experimentas y el 90 por ciento es cómo reaccionas a lo que experimentas.  Es allí donde la pasión es vital, porque es la que te ayudará a levantarte y seguir adelante.
  • Optimismo– El optimismo es una estrategia para crear y lograr un futuro mejor. Es la actitud mental caracterizada por la esperanza y se enfoca en ver y buscar el lado positivo de las cosas.  
  • Autoconfianza– Este atributo es el aceptarte y confiar en ti y reconocer que tienes el control de tu vida.  Reconoces tus fortalezas y debilidades, logras usar tus habilidades y atributos a tu favor. 

Nunca es demasiado tarde para comenzar a cultivar estos atributos o habilidades en tu vida.  Tus metas y tus sueños dirigen y guían tu destino, pero solamente la persistencia, pequeños cambios y acciones específicas te llevaran al éxito. 

Cuando mis estudiantes comparten conmigo que sus metas académicas son muy altas y difíciles de alcanzar, mi respuesta es, tú eres el único que decides que tan lejos quieres llegar.  ¡Recuerda, tu camino al éxito comienza haciendo pequeños cambios y persistiendo hasta que se vuelvan un hábito en tu vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *