Gradas o rampas

En las recientes elecciones algunos centros de votación sí fueron accesibles para las personas con discapacidad, otros no”.

  • Por Dalila Arriaza

Conversamos con el periodista Héctor Pérez, un día antes del proceso electoral que recientemente vivió El Salvador, pero también el mismo día de las elecciones, y nos cuenta su vivencia como persona con discapacidad visual.

IN TEMPO 27 de febrero: ¿Consideras que el TSE está preparado para que todas las personas ciegas en el país puedan votar?

Héctor Pérez: El TSE debe tener preparadas las boletas en braille y las banderas con los nombres por cada uno del tipo de elecciones que se van a realizar este próximo veintiocho febrero, ya sea para concejos municipales, para Asamblea Legislativa o PARLACEN.

También el Tribunal se ha venido preparando anticipadamente para hacer rampas, ya que en muchos centros educativos hay gradas y algunas personas con discapacidad, ya sea visual u otro tipo de discapacidad no pueden subir gradas o bajar gradas, tiene que haber rampa obligatoriamente. También debe haber personal dentro del TSE capacitado para poder guiar a la urna donde le toca votar a este tipo de personas, además puede pasar que la persona con discapacidad visual no puede leer en braille o no puede usarlo.

Para las personas con discapacidad visual hay tres formas de poder votar: número uno, a través del registro que lleva el TSE de personas con discapacidad, de manera que sabe cuántas personas hay en cada comunidad o en cada centro de votación; a las personas que les toca votar en ese centro de votación, el TSE ya debe tenerles en la boleta atrás escritas en braille (para quienes pueden usar el braille), pues ellos puedan ejercer el sufragio de forma independiente.

Existe otra forma y es que cuando la persona con discapacidad llega a la Junta Receptora de Votos, dice “yo quiero votar, pero soy una persona con discapacidad visual y necesito ayuda”, así que el presidente de la JRV se pone de pie y le dice el nombre y dice “soy el presidente de la JRV y le voy a ayudar para que usted pueda votar”. En ese caso la persona ciega dice si acepta o puede decidir otra cosa: “mire yo voy a votar por x partido y necesito que alguien de mi partido me ayude”. La JRV tiene la obligación de dar esa facilidad, ya en frente de todos. Luego encima de la mesa la persona ciega expresa claramente “yo para diputados le voy a dar mi voto a X partido”, entonces los nombra. El siguiente paso es cuando quiera votar por el consejo municipal, o el PARLACEN, él dice mi voto es para tal partido y para tal candidato, a viva voz y en frente de todos, entonces la persona que lo están apoyando tiene que marcar en frente de todos lo que la persona ciega esta diciendo.

Y la tercera forma es cuando la persona ciega se hace acompañar de un familiar o una persona muy cercana, como un amigo. Si la persona llega, menciona que le acompaña alguien de su familia y le van a ayudar a votar, entonces la JRV con conocimiento, le da las boletas, le da el plumón y la persona ciega se dirige al anaquel. Allí con el auxilio de la persona que la acompaña decide por qué partido votará y a qué candidato le va a dar el voto.

El voto en braille no es secreto, es obvio que todos sabrán por qué partido vota. La misma Ley lo faculta para que pueda decir por quién votar y puede pedir apoyo, solamente cuando va con un acompañante y se va a la urna o al anaquel a emitir su voto. Allí sí se convierte en un voto secreto, porque solo ellos dos saben por quién han votado, pues la Constitución de la República dice que hay que brindar facilidades a las personas con discapacidad, la ley de inclusión lo menciona también, así como la Declaración Universal de los Derechos Humanos para las personas con discapacidad. De parte de la Organización de las Naciones Unidas y la Ley de los partidos políticos, lo permite; y el TSE también, está dentro de sus registros.

IN TEMPO 28 de febrero: Cuéntenos su experiencia el propio día de las elecciones, al emitir el sufragio:

Héctor Pérez: Me tocó ejercer el sufragio en el Centro Escolar Estados Unidos de América, del área urbana del municipio de Comasagua, en el departamento de La Libertad. A mi llegada al centro, supe que tenían medidas de bioseguridad, alcohol gel, uso de mascarilla. Todo el personal del TSE, tanto como de los partidos políticos estaban protegidos con mascarillas.

Héctor Pérez, periodista con discapacidad visual.

Sin embargo el centro escolar tiene muchas gradas, y no hay rampas para que se pueda movilizar la persona con discapacidad de una forma segura. Tuve la suerte de que una persona me auxilió durante todo el recorrido, porque tuve que subir y bajar gradas, pasar canaletas, la ubicación de las urnas no tiene fácil acceso, pésimo acceso. Deja mucho que desear el TSE en ese aspecto.

Para ejercer mi voto, lo hice a viva voz, dije el nombre del partido, y dije a quiénes daría mi voto, de manera explícita, pues la Ley me lo permite, tanto por ser una persona con discapacidad visual, como por ir solo. Espero que en otros centros de votación el acceso haya sido adecuado, con mejores condiciones para todas las personas con discapacidad.

En el Centro Escolar República del Ecuador en Santa Anita, San Salvador, hubo quienes ayudaron a subir por gradas a personas con discapacidad, ya que no hubo accesibilidad para ellas.

IN TEMPO: Otros centros de votación.

Claudia Ramírez: Acompañé a mi padre, quien es ciego, a la Escuela Madre de El Salvador en Santa Ana, lugar donde le correspondía votar. No hubo ninguna dificultad, todos estuvieron de acuerdo con que yo le marcara la papeleta. Le asistí en todo. Por cierto, había una cola muy larga de personas, pero nos pasaron hacia delante, de tal forma que nos ayudaron a pasar primero.

El Centro Escolar José Martí, ubicado en Santa Lucía. Soyapango sí estaba preparado con rampas que permitieron la movilización segura de personas con discapacidad.
TSE El Salvador
Valentina Melgar de Peña de 82 años de edad votó en la JRV 0085, siendo la primera votante en el centro escolar Fe y Alegría, para ingresar al centro de votación utilizó una de las 113 rampas construidas por @TSEElSalvador para facilitar la accesibilidad al votante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *