¿Perder el olfato y el gusto son síntomas del COVID-19?

Respuestas a preguntas frecuentes sobre la COVID-19, parte II

  • Por Dr. Aldo Hernández Aguilar

Repasando sobre la COVID-19

En el artículo anterior iniciamos explicando la serie de eslabones que la cadena de información une hasta llegar a la mayoría de las personas. Además respondimos de manera sucinta, breve, sencilla y precisa algunas interrogantes sobre la actual pandemia. La mayoría de respuestas giraban en torno a dudas sobre las características clínicas de la COVID-19 y sobre el virus SARSCoV-2.
Continuaremos explicando sobre esa misma categoría.
7- ¿Hay diferentes tipos de SARS-CoV-2?
R/ Hay unos estudios publicados previa revisión que sugieren que hay diferentes variedades de SARS-CoV-2.

Basados en sus propias características estructurales, es decir, como están hechos y el tipo de información genética que produce sus diferentes proteínas, las cuales lo conforman se plantea la posibilidad: basándose en la configuración de la proteína que se une a las células humanas, se determina qué tan grave se expresa la enfermedad en las personas. Es importante recalcar que son pocos estudios y están en proceso.

8- ¿Cuántos días tarda una persona en presentar síntomas?
R/ Depende de múltiples factores, la cantidad de virus recibida, el estado del sistema inmunológico, según algunos estudios el tipo de virus: el tipo sanguíneo. Eso significa, que hay personas que nunca presentarán síntomas, otros se tardarán como mínimo: 2 a 3 días y máximo 5 días.

9- ¿Cuánto dura la enfermedad COVID-19
R/ Depende.
Al igual que la respuesta anterior, están involucrados múltiples factores. Como mínimo, si presenta síntomas puede durar 12 días. Y dependiendo qué tan grave haya sido la enfermedad sufrida, si logra sobrevivir. Hay registro de hasta 40 días. Aclarando que ahí se agregan infecciones bacterianas agregadas u otros complicaciones asociadas directamente con lesiones del virus.

10- ¿Perder el olfato y el gusto son síntomas de la COVID-19?
R/ Depende.
Antes, debo precisar que los síntomas se deben entender en conjunto con otros. No debe evaluarse aisladamente un síntoma o señal. En el caso de la anosmia (pérdida del olfato) y/o la ageusia (pérdida del gusto) deben considerarse como una evidencia temprana de la COVID-19 sí y solo sí, se presentan SIN congestión nasal, múltiples estornudos, picazón nasal o mocosera. Dado que es un aviso que el virus SARS-CoV-2 invade el nervio olfatorio. Y por lo tanto, hay ciertos estudios que sugieren es una señal temprana digna de ser tomada en cuenta para aislarse.

Acerca del Tratamiento.
11- ¿Sirve el Ibuprofeno?
R/ El Ibuprofeno es un antiinflamatorio de uso frecuente. Y se receta para múltiples procesos inflamatorios en golpes principalmente. Sin embargo, también se indican en inflamaciones de la vía respiratoria. Solamente es un fármaco que quita o regula síntomas locales. No está indicado para tratamiento generalizado ni para atacar agentes infecciosos específicos. Tampoco forma parte de protocolos aceptados científicamente para tratar la COVID-19. Aunque su uso es seguro según la FDA y es de venta libre, eso se restringe a lo mencionado anteriormente. No debe automedicárselo. Siempre se debe consultar con médico antes de usarlo. No es tratamiento específico contra la COVID-19 ni SARS-CoV-2.

12- ¿Por qué en los kits que el Ministerio de Salud entrega a los casos leves en casa, trae Ácido Acetilsalicílico: “Aspirinita”?
R/ Hay varios estudios que demuestran que la dosis entregada de Ácido Acetilsalicílico se asocia a una disminución de coágulos en sangre. Y por lo tanto, colabora con la disminución de riesgo de pasar a la fase de hipercoagulabilidad (es decir, tendencia de la sangre a sufrir de eventos sanguíneos, de formar coágulos o tapones en la circulación de múltiples órganos vitales) de la COVID-19. Aún está en estudio como ayuda y que tanto ayuda, pero hay varios estudios que han mostrado resultados esperanzadores.

13- ¿Por qué se solicita plasma a los que ya sufrieron la enfermedad y luego es transfundida a otros enfermos?
R/ Hay múltiples estudios y buenos resultados en otros países sobre el papel de defensa que juegan los anticuerpos formados luego de la enfermedad. Estos anticuerpos circulan en el parte líquida de la sangre, conocida como: plasma. Basados en la teoría inmunológica que establece que ante un intruso en el organismo, éste desarrolla una respuesta inmune, desde la primera respuesta muy general hasta una respuesta específica para el virus. Dentro de esa respuesta específica está la respuesta humoral, con proteínas llamadas anticuerpos. Estos atacan al virus. Y quedan circulando varios días aún después de acabados los virus.

Basado en buenos resultados en experiencias con el SARS-CoV y el MERS- CoV, (enfermedades de coronavirus anteriores), en países que iniciaron la actual pandemia y estudios científicos confiables se decide incluirlo en los protocolos de atención en casos moderados y graves. Cabe mencionar que no siempre tiene resultados alentadores. Debido a que hay personas que no desarrollan anticuerpos debido a la carga viral con la que se han infectado. Continuaremos con más respuestas en la siguiente entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *