La migraña, un dolor especial

“Como regla general, el dolor inicia en la parte de las sienes y se distribuye como una diadema hacia atrás”.

  • Por Dr. Aldo hernández Aguilar

Cefalea Migrañosa
De manera ligera suele llamarse: “Migraña” a todo dolor de cabeza que es sumamente intenso, se repite frecuentemente y provoca náuseas. Esto no es del todo cierto; en el artículo anterior, se habló de múltiples tipos de dolor de cabeza.

La migraña o cefalea migrañosa es un tipo aparte de dolor de cabeza. Es una cefalalgia especial. Un tipo particular de dolor de cabeza. Tiene sus propios signos y síntomas, su forma de aparecerse, tiene un componente de herencia, sus señales acompañantes y su peculiar tratamiento.
Lastimosamente aún no hay completa certeza de cómo exactamente se produce el tipo de dolor característico de la migraña, que podría describirse como: pulsátil, como si la cabeza se hiciera grande y pequeña alternadamente. Como regla general, el dolor inicia en la parte de las sienes y se distribuye como una diadema hacia atrás. Inicia suave hasta volverse de tal manera intenso, que es incapacitante.

Una teoría reciente que explica el mecanismo de la migraña, de manera sencilla, muestra cómo una irritación de las neuronas de la corteza muy relacionada con alteraciones de la irrigación sanguínea de sus capilares (vasos sanguíneos que nutren neuronas). Una forma de decirlo, es un “dolor de los vasitos sanguíneos del cerebro”.

El dolor al volverse intenso puede llevar al paciente a lo que se conoce como: reflejo vaginal, es decir una sensación de sudoración, sensación de desmayo, náuseas y vómito, que levemente calman el dolor; las pacientes (Porque estadísticamente, mis pacientes que sufren Migraña son mujeres) la expresan como: “Sensación de murición”. Además, la mayoría de los pacientes se quejan de aversión a la luz (Fotofobia) y al ruido (Fonofobia) en las crisis más intensas de la migraña.
Otra peculiaridad clínica que vuelve a la migraña como, un dolor de cabeza casi único, es el aviso que algunos pacientes presentan, una señal inequívoca que anuncia el inicio del dolor. Podría ser una alteración visual parpadeante, una parestesia (Sensación extraña) local o una certeza de inicio. Esa señal se le conoce como: Aura.

La migraña es una enfermedad incurable, pero tratable. Es un padecimiento incapacitante, pero puede controlarse. La clave es detectarla de manera precisa. Es un diagnóstico eminentemente clínico, recurriendo a un exhaustivo, detallado y paciente interrogatorio para identificarlo. No necesita esencialmente de exámenes sofisticados de gabinete (Electroencefalograma, Resonancia Magnética Nuclear o Tomografía Axial Computarizada), a menos que haya duda diagnóstica con otras entidades clínicas. Tampoco, de manera inicial, no ocupa de atención estricta de neurología. Si un buen médico general la sabe diagnosticar, sabrá indicar un preciso tratamiento.

Así como se requiere de una meticulosa entrevista, también requiere de una explicación detallada para cumplir los medicamentos y un seguimiento pertinente según repuesta del paciente.
Para el tratamiento farmacológico es necesario indiscutiblemente una consulta con médico; no basta solo tratarlo con analgésicos, debe irse donde un médico.

Son dos aspectos del tratamiento, el medicamentoso, y el no medicamentoso, es decir cambios en el estilo de vida. El medicamentoso requiere, tres tipos de fármacos, unos que aborten el dolor, los otros que calmen los síntomas de “Murición” (Náuseas, sudoración helada, sensación de desmayo, etc.) y otros que han demostrado regular y distancia entre los episodios, probablemente actuando en la excitación vascular cortical (en las alteraciones de los vasitos del cerebro).

Este artículo no pretende sustituir una consulta médica, sino ampliar la perspectiva de médicos y pacientes sobre este tipo de dolor y por razones obvias de lo delicado del uso de los medicamentos: no hablaré de nombres, dosis ni forma de cumplirlo. Solo enfatizaré que consulte lo más pronto posible con su médico y pregunte lo más posible sobre el tratamiento.

Con respecto a las medidas no farmacológicas, éstas deben acompañarse rigurosamente a las medicinas. Estas son:
1- Evitar desvelo. (Después de las 9PM ya se considera desvelo)
2- Evitar alimentos como: frutas en proceso de fermentación, quesos viejos, chocolate, dulces mentolados, frutas como: sandía, melón o piña.
3- Evitar colorantes, saborizantes y preservantes artificiales.
4- Evitar bebidas alcohólicas.
5- Regular las emociones intensas.
6- Evitar luces intensas, neón o parpadeantes.
La cefalea migrañosa no es un simple dolor de cabeza de las mujeres que se calma con “Aspirina” o “Acetoaminofén” y sueño, debe abordarse seriamente e integralmente con un recurrente control médico.

4 thoughts on “La migraña, un dolor especial

  • junio 25, 2020 at 1:57 pm
    Permalink

    Una migraña en la adolescencia, ¿podría afectar la concentración mientras se estudia?
    Y ¿por qué muchas personas en un momento de alteración, enojo, dicen presentar de forma repentina la cefalea migrañosa?
    Y ¿por qué al presentar la migraña y sentir la “muricion” en ese momento tan fatal, mido la presión y esta altísima de los valores normales, tomando en cuenta eso se que recurre al médico, y solo dan la famosa pastilla “acetaminofen” y la famosa pastillita “migra” pero qué es lo más recomendable dado que no se padece de hipertensión y solamente pasa cuando llega la cefalea migrañosa.

    Reply
    • julio 14, 2020 at 4:06 pm
      Permalink

      Lamento la tardanza, pero trabajo para el sistema de salud y estoy saturadísimo, pero acá dejo la respuesta. La Cefalea Migrañosa puede ser desencadenada por alteraciones emocionales intensas.
      Definitivamente, la migraña mal tratada, puede presentar problemas de concentración: antes, durante y después de la crisis. Con respecto, a la presión arterial elevada, ésta puede estarlo por causa de la intensidad del episodio de migraña.
      La hipertensión arterial no produce dolor de cabeza, pero sí, el dolor de cabeza puede elevar la presión arterial momentáneamente. A menos que sea un dolor continuo de más de una semana de duración, esta presión arterial puede mantenerse elevada, de lo contrario, el cuerpo se autorregula.

      Reply
  • junio 25, 2020 at 2:48 pm
    Permalink

    Excelente, muchas gracias !!!

    Sólo una observación: ¿quiso decir “reflejo vago-vagal?

    Bendiciones Dr.

    Reply
    • julio 14, 2020 at 4:05 pm
      Permalink

      Sí, lo correcto es Reflejo Vagal. Muchas gracias por la observación. Le invito a seguir leyéndonos!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *