Amnistía Internacional preocupada por actuar de presidente de El Salvador

La organización lamentó los mensajes públicos de Nayib Bukele donde desacredita a las organizaciones de derechos humanos o sugiere que los cuerpos de seguridad implementen medidas violentas.

  • Tomado de DW

Cuando se cumple un año del arribo de Nayib Bukele a la presidencia de El Salvador, alguna de sus acciones de Gobierno han puesto “en riesgo los derechos humanos”, advirtió este lunes (01.06.2020) Amnistía Internacional (AI).

En un comunicado, el organismo recordó que la pandemia por COVID-19 ha visibilizado un estilo de Gobierno que regresa a las “tácticas represivas y de abusos” que se han visto en el pasado en ese país. Recordó que las autoridades han detenido a más de 2.000 personas por presunta violación de la cuarentena domiciliar y las han recluido en “centros de contención” que a menudo no cuentan con niveles mínimos de salubridad y distanciamiento físico.

Incluso, destacó, hay casos de algunas personas a las que se les ha detenido por salir de casa a comprar comida o medicamentos y que ahora están en centros de contención donde tienen más riesgo de contraer el coronavirus.

“Estos casos muestran claramente que las medidas que el Gobierno está tomando, con la excusa de detener la pandemia, son desproporcionadas”, alertó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional. Además, dijo, existen otras acciones que han alarmado a la comunidad internacional como reportes de restricciones a la libertad de prensa.

Asimismo, la organización lamentó los mensajes públicos de Bukele donde desacredita a las organizaciones de derechos humanos, sugiere que los cuerpos de seguridad implementen medidas violentas o llama al incumplimiento de las sentencias de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Del mismo modo, externó su preocupación por que, en lugar de revisar y evaluar los errores y aciertos de las medidas implementadas por Administraciones pasadas, “el Gobierno actual insista en privilegiar un enfoque represivo para afrontar los niveles de violencia y frenar el COVID-19”.

La organización manifestó que este es un “momento oportuno para que el Gobierno actual dé un giro radical a sus políticas públicas y genere un cambio sustancial en materia de derechos humanos”.

Además, es importante que el presidente Bukele deje de culpar a las Administraciones previas y a otros órganos del Estado, “asuma su responsabilidad y cree soluciones integrales para fortalecer el Estado de Derecho y atender la deuda histórica que tienen las autoridades salvadoreñas con los derechos de la población”, declaró Guevara-Rosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *