Aprender un idioma extranjero en tiempos de cuarentena

Se recomienda libros, audios o videos que ya vio o leyó previamente en el idioma nativo.

  • Por Daniel Alas, experto en idiomas extranjeros

El proceso de aprendizaje de una lengua extranjera puede verse como un camino, que a medida que avanzamos, la pendiente se hace más inclinada, y cada vez tomamos pasos que requieren mayor esfuerzo, pero después de un tiempo volvemos la mirada hacia atrás, y nos damos cuenta que no hemos logrando mayor avance. Puedo empatizar completamente con esa idea.

Recientemente escribí un artículo sobre lo importante que es la exposición a un idioma extranjero, y como esta puede ayudarnos a familiarizarnos con esa lengua, y a reducir el stress a la hora de practicarlo. La exposición está directamente relacionada con la cantidad de tiempo, esto nos haría pensar que solamente necesitamos más tiempo para estudiar un idioma; pero esta afirmación es una verdad a medias que necesita ser ampliada. Necesitamos también sumar la calidad además de la cantidad, es decir que ese tiempo que tomamos para nuestro estudio personal, nos asegure una calidad en nuestra formación.

Existe un aprendizaje pasivo (Input) que fácilmente podemos realizar en este tiempo de cuarentena, este se enfoca principalmente en las habilidades pasivas como son la comprensión oral (escuchar) y la comprensión escrita (leer). El objetivo de esta modalidad debe ser desarrollar nuestras habilidades lingüísticas y los conocimientos sobre el idioma meta. Las actividades que incluyen este tipo de aprendizaje son lecturas extensas, escuchar un podcast o audio libros, ver una serie de televisión o una película; ahora para que este aprendizaje pueda tomar lugar se deben reunir las siguientes condiciones:

Primeramente, el estudiante debe estar familiarizado con la mayor parte del material que el escucha o lee, eso ayudará a aumentar la capacidad de deducción y a obtener una mejor retención del vocabulario o de las expresiones que se están escuchando. En estos casos, se recomienda que se elijan libros, audios o videos que se hayan visto o leído previamente en el idioma nativo. Muchas veces, cometemos el error de pasar horas enteras escuchando los noticieros o programas de opinión cuando todavía nos encontramos en un nivel básico, les aseguro que en este caso el aprendizaje no es efectivo; por ejemplo el descubrimiento de alguna palabra, la capacidad de relacionar palabras con las imágenes es muy mínimo.

Como segundo punto, el estudiante debe estar interesado en el material y tener el deseo de entenderlo. Podemos seleccionar material que esté relacionado a nuestras áreas de interés, de esa manera tendríamos un conocimiento de fondo del video o audio libro que se esté escuchando. Podríamos estar utilizando el tiempo de una forma productiva convirtiéndonos en expertos en nuestros temas de interés, y al mismo tiempo, mejorando nuestras habilidades lingüísticas, pueden ser videos de historia, cocina, viajes o algún otro tema de su preferencia.

En conclusión, lo que buscamos al realizar una inversión de tiempo, energía, recursos es que se obtengan los resultados que deseamos, y eso se logra cuando combinamos cantidad con calidad. Son esos pequeños pasos progresivos que hacen una diferencia a lo largo del camino. Esos pasos tienen que ser seguros para que podamos llegar a nuestras metas lingüísticas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *