“En menos de 5 segundos, pasaron años por mi mente”

  • Por Katia Maldonado

Algunas veces me habían preguntado, ¿qué significa para mí ser madre? Pero todo dio un giro inesperado cuándo me lo preguntó uno de mis hijos. Sentí que mi mente se turbó por un momento y de inmediato vinieron a mi mente escenas de cuando era bebé, cuando lo bañé y vestí, cuando le di su primera papilla, cuando lo vi entrar al colegio para iniciar su bachillerato, en fin en menos de 5 segundos, pasaron años por mi mente.

Pensar en la función de madre, igual que en la vida profesional, llega un momento en que nos autoanalizamos, recapacitamos y nos medimos por los logros alcanzados y las metas por llegar. En fin, mi mejor calificación de ser madre, es lo que son hoy mis hijos.

La aventura de ser madre no está llena solo de alegrías, triunfos y satisfacciones, ese privilegio va lleno de grades desafíos y sacrificios, mucho más para las mujeres que afrontan sola la crianza. Las madres de hoy, además de cargar con las presiones familiares, también cargan con las presiones laborales, la economía y su autocuido.

Hoy, que celebramos el Día de la Madre es una oportunidad para detenernos a pensar en los retos que enfrentan las mujeres, principalmente en este tiempo, que por la pandemia del COVID-19, están en casa, cuidando de los hijos, en medio del teletrabajo. Es hora de redescubrir pequeñas cosas que harán felices a esas mujeres que han dado VIDA.

  1. Conversa con Dios. Nadie mejor que Dios para ayudarte y ofrecerte las herramientas para criar a tus hijos. Él es la esencia de amor y cuidado para todos, “Herencia de Dios son los hijos”, como lo afirma en Salmos.
  2. No te juzgues todo el tiempo. Está perfecto que te autoanalices y quieras cada día ser mejor madre, pero eso no significa que por cada acción te estés calificando como buena o mala. Trata de aprender y enseñar a tus hijos que como ser humano, también puedes cometer errores y como todos tienes la capacidad de enmendarlos y llevar un proceso de mejora continua para alcanzar  la realización.
  3. Comparte con quien amas. Trata de hacer espacios para estar con tu familia. El tiempo de comida es idóneo para hablar de temas gratos y que todos puedan expresar como se sienten o planes que tienen.
  4. Dedícate un tiempo en el día, para auto cuidarte. Haz ejercicio, ponte una mascarilla, arréglate las uñas, ve una película, llama a tu familia o amigas.
  5. No te sobrecargues. Las tareas del hogar deben ser compartidas a fin de que cada miembro del hogar equilibre la carga laboral,  educativa y doméstica.
  6. Encuentra la felicidad. Cada persona tiene su idea de lo que le hace feliz y con lo que se siente realizada. Encuéntralo y lucha por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *