“A medida la cuarentena se extiende, las madres jefas de hogar aumentan su presión y estrés por la carga financiera”

  • Por Katia Maldonado

“Finanzas en tiempos de pandemia”

Todas las familias salvadoreñas están siendo afectadas por la crisis del covid-19, cada una con un reto similar o diferente. Las familias monoparentales, a cargo de madres solteras están siendo impactadas por la responsabilidad emocional y económica de las niñas y niños dentro del hogar.

En el país, según un estudio de UNICEF-FUSADES (2015), las familias monoparentales representan un 13 % del total, en las cuales más del 85 % declara tener jefatura femenina y está a cargo de cerca del 21 % de niños y niñas entre 0 y 5 años.

A medida la cuarentena se extiende, las madres jefas de hogar aumentan su presión y el estrés por la carga financiera, que quizá ya estaba difícil, incluso antes del confinamiento. Unido a esto, deben lidiar con las responsabilidades del trabajo, tareas domésticas, compras de víveres y la guía de los hijos, tareas que, en ausencia de otro miembro del hogar, se hacen más complejas. Peor aún, están las mujeres que han sido cesadas de su empleo y no pueden salir a la calle para dedicarse a la economía informal, por el temor de ser infectadas.

Pero en medio de estas adversidades, como mujer y madre, la esperanza, es que pronto saldremos de ésta, y saldremos más fuertes, unidas, educadas y conscientes de la responsabilidad que tenemos de contribuir al bienestar de nuestras familias, de nuestra sociedad y del mundo entero.

Mientras tanto sigamos adelante con esperanza y fe, aprendiendo de esta experiencia y tratando de vivir mejor este tiempo. Algunas sugerencias:

  • Organiza los gastos de alimentación, pago de recibos, casa, estudio, recuerda que esos compromisos son fijos y no debes dejarlos pasar por alto. Hoy puedes tener ahorro en salidas a comer fuera, compras de ropa, combustible o pagos en pasaje de autobús, entre otros.
  • Ajústate a tu realidad financiera. Enfócate en lo que realmente tiene valor en este momento para aportar a tu familia. Eso no significa que te vuelvas tacaña, tampoco se trata de tener a los niños limitados, más bien es el momento de enseñarles buenos hábitos financieros y que prioricen los gastos, no dejándose vencer por la ansiedad y compren cosas innecesarias. Analiza y después actúa. Eso enseñará a tus hijos a ser responsables, auto gestionarse y aumentar las probabilidades de éxito en sus acciones.
  • Hoy que estás en casa, descubre o desarrolla habilidades: pinta, dibuja, haz cursos en línea, compone letras, escribe un libro, diseña. Es posible, que lo que hoy estés aprendiendo, te sirva para un emprendimiento que te genere ingresos extras el día de mañana.
  • Trata de tener un fondo de emergencia; es decir, un monto del cual puedas echar mano ante alguna enfermedad o imprevisto doméstico.
  • Mantén una rutina que balancee el trabajo y el descanso. Organízate a fin de cumplir tus responsabilidades laborales, recuerda que mantener un trabajo permanente es importante, porque te brinda seguridad financiera, pero no olvides dedicar tiempo a tus hijas e hijos para hablar con ellos, de sus sentimientos, preocupaciones, deseos y sueños. Tú tienes la responsabilidad de inculcar valores como la responsabilidad, solidaridad y amor.
  • No te sientas sola. La simple labor de ser madre ya es un orgullo para cada mujer. Como mujer valiosa que eres, dedícate a ti y a tu familia, cuida tu cuerpo, tu mente, tu corazón, invierte tiempo en ti y en tus hijas e hijos. Sin importar si eres soltera o no, busca a tus hijos para leer un libro con ellos, juega, baila, haz ejercicio o simplemente tomen una siesta.

“No es cuánto dinero ganes, sino cuánto dinero conservas, qué tan duro trabaja para ti y para cuántas generaciones lo conservas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *