Un día normal en el centro de contención

El espacio lo compartimos 6 personas, el más joven del grupo tiene 18 años y el mayor 54 años. Cuando alguien necesita algo, los demás nos preocupamos por apoyarle o lo solicitamos al personal de salud que está de turno.

  • Por Dalila Arriaza

IN TEMPO: ¿Cómo es un día normal en el centro de contención?

Samuel M. (Nombre ficticio): Nos despertamos entre 5 a 7 a.m., generalmente la mayoría tomamos un baño, realizamos actividades variadas como leer las Sagradas Escrituras, meditar, orar, hacer ejercicio, hablar con alguien por teléfono, esto antes que nos traigan el desayuno. Después de desayunar nos lavamos los dientes, lavamos nuestra ropa, leemos algún libro, escuchamos música, algunos hablan por teléfono con alguien. Seguidamente nos traen el almuerzo, nos lavamos los dientes, vemos noticias, ya sea de forma digital o en la televisión que tenemos en la habitación. Según sean los intereses de cada quien, por la tarde hacemos actividades como escribir, leer, hablar, caminar, ver televisión, conversar y otras actividades. De 6:00 p.m. en adelante nos toman la temperatura, luego nos traen la cena, cenamos, nos lavamos los dientes y nos comunicamos por teléfono o vemos televisión,  para luego apagar todo y descansar.

El espacio lo compartimos 6 personas, tenemos conversaciones variadas sobre nuestras familias, trabajo, salud, religión, cuestiones personales, cultura general, bromas, etc., las conversaciones las tenemos ya sea de forma personalizada y se han dado algunas que despiertan el interés de todos; pienso que se ha dado el relacionamiento entre nosotros con respeto, solidaridad, cuidado y tolerancia, esto ha sido la base y también ha sido interesante, ya que el más joven del grupo tiene 18 años y el mayor 54 años. Cuando alguien necesita algo, los demás nos preocupamos por apoyarle o lo solicitamos al personal de salud que está de turno, el cual cambia cada 24 horas.

IT: ¿Cuál es la comunicación de rutina con el personal de salud?

Samuel M. : Ellos tocan la puerta de la habitación 3 veces al día, lo cual coincide con los tiempos de alimentación; saludan, nos brindan los alimentos u otras cosas que necesitamos o solicitamos, antes de la hora de la cena nos toman la temperatura, nos preguntan el nombre y anotan el dato. También nos atiende el personal empleado del lugar donde estamos, y se mantienen acá representantes de la PNC y el Ejército.

IT: ¿Cuántas pruebas les han hecho a usted y sus compañeros?

Samuel M: Solamente a 3 de nosotros nos han realizado únicamente  la prueba de la flema. Se nos introdujo un hisopo en la garganta y otro en cada una de las fosas nasales profundamente _esto último fue doloroso y nos sacó lágrimas_ ambos hisopos los introducen en un tubo de ensayo que tiene nuestro nombre en una caja, que luego se lo llevan para ser analizado. Ninguno de los de nuestra habitación desarrolló síntomas que puedan alertar de coronavirus.

A mí me permitieron que me trajeran un tratamiento para una infección en una muela, aquí me dieron medicamento para un dolor que tuve en un oído. Me ha llamado la atención que a 2 de los compañeros de habitación que son diabéticos y uno de ellos padece de la presión arterial, les han realizado los exámenes de la glucosa y tomado la presión arterial, al mismo tiempo les dieron los medicamentos respectivos que tenían a la disposición, también a otra persona le dieron medicamento para el dolor oídos y a otros les proporcionaron crema antimicóticos.

IT: Lejos de familia y amigos, ¿qué hace con tanto tiempo disponible?

Samuel M: Intento ocuparlo en algo productivo: leo las Sagradas Escrituras, medito, escribo, oro, me comunico constantemente con mi familia, amigos y hermanos en la fe; lavo mi ropa, converso con mis compañeros de habitación, salgo a caminar.

IT: ¿La información de las autoridades sanitarias es la suficiente o deja vacíos?

Samuel M: En algunas ocasiones es un tanto incompleta, por ejemplo hasta el momento no hemos recibido aún las respuestas de los exámenes que nos realizaron. También cuando les consultamos acerca del cumplimiento del tiempo de cuarentena las respuestas son muy diferentes entre el personal de salud de turno, incluso algunas veces un poco vaga.

IT: ¿Tienen mascarillas, alcohol gel, otros productos de limpieza e higiene?

Samuel M: Nos cambian la mascarilla cada uno o dos días, nos dan suficiente jabón para lavarnos las manos y detergente líquido para lavar nuestra ropa, lo cual nos sirve para desinfectar nuestras manos cada vez que lo necesitamos, además de lejía y otros implementos de limpieza.

IT: ¿Qué le han informado de su caso?

Samuel M: Sobre el examen del covid-19, cuando hemos consultado acerca de nuestro tiempo acá las opiniones son muy variadas, sobre todo dispersas y un tanto evasivas.

IT: Imagine que todo esto terminara, y se encontrara la cura a esta enfermedad, y usted sale sano del centro de contención, ¿qué le gustaría hacer las dos primeras semanas al volver a su casa?

Samuel M: Aprovechar el mayor tiempo posible y de calidad con mi familia… ¡en nuestra casa!

Samuel M. tiene ya más de 20 días confinado en un centro de contención de la ciudad capital de El Salvador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *