Es posible que la mente del niño o niña esté aturdida por el deseo de volver a la vida “normal”

Niños que superan crisis”.

Por Katia Maldonado

Estamos a nivel de país y mundialmente atravesando una lucha épica, de esas que alguna vez vimos en una película o documental, tras el acecho de un virus, que está buscando cada día más y más víctimas para atacar. Lo mejor que podemos hacer de nuestra parte es acatar las recomendaciones que, gracias a Dios, se han impuesto en El Salvador: QUEDARSE EN CASA y, de tener que salir, usar mascarilla, lavarse las manos con frecuencia, taparse la boca al toser o estornudar, entre otras más, para evitar el contagio del tan temido COVID19.

Pero qué pasa con las niñas, niños y adolescentes que tenemos en casa, cómo minimizar su miedo y potenciar su creatividad como canalizador de energías.

En primer lugar, es importante preguntarles a los niños y adolescentes cómo se sienten y qué entienden de la situación que está pasando. Si son muy pequeños, puedes hacerlo a través de un dibujo, un juguete, un cuento, una canción; si ya son más grandecitos provoca una charla sencilla para que en confianza exprese sus sentimientos y pensamientos.

Como padres y madres tenemos la responsabilidad de demostrarles amor y afecto a las niñas y niños, protegiéndoles y dando palabras de comprensión, por ello diles que es normal sentirse tristes, enojados o confundidos. Anímales a hacer preguntas y respóndeles con verdad y calma. Pero, además, te aconsejo que si tu hija o hijo no quiere hablar, algo que puede pasar, de acuerdo a su carácter o personalidad, no le obligues, sólo diles que estás allí para escucharle cuando esté listo. Recuerda, es posible, que la mente del niño o niña esté aturdida por el deseo de volver a la vida “normal”. Por ello, es importante que le hagas notar que juntos pueden establecer rutinas como “antes”-ver televisión, hacer manualidades-; para que se sienta cómodo y con la seguridad de que saldrán todos bien de este proceso de vida. 

Algunas cosas que puedes hacer para mantener a los niños, niñas y adolescentes ocupados y distraídos en casa:

1-        Es esencial inculcarles la responsabilidad, y que estén conscientes que hacer sus tareas escolares (en línea), que las escuelas y colegios han establecido es primordial. Recuérdales con ánimo, que es posible que pronto todo regrese a la normalidad y volverán a la escuela.

2-        Es el momento de compartir más a través de charlas, leer cuentos juntos, ver una película, escuchar música. De esta forma se conocerán mejor, y podrán descubrir los gustos de cada uno.

3-        Compartan cada tiempo de comida, la mesa es el lugar privilegiado donde las familias están en posición más relajada, disfrutan el momento y se abren a pláticas interesantes. Aquí puedes conocer más de tus hijos e hijas.

4- Asígnales tareas. Que sean sencillas de acuerdo a su edad, pero que se sientan útiles, que aprenda la colaboración y solidaridad.

4-        Saca al niño que llevas dentro. No te limites, si debes tirarte al suelo, quitarte los zapatos, hacer muecas, reírte a carcajadas, hazlo, los niños y niñas necesitan que estés a su altura, que seas sencillo y libre como él. Eso les da más confianza.

5-        Habla y expresa amor. Una muestra de afecto jamás está demás, hoy es momento de expresar cuánto amas a tus hijos, hijas, sobrinos, primos, hazlo, tenemos restricciones de distancia, pero puedes fomentar que cada uno haga un dibujo, una carta, un poema, donde demuestren amor, confianza y ternura hacia los demás.

Veamos este tiempo, como una oportunidad de aprender, de fomentar los valores y apreciar a la familia, especialmente a las niñas y niños que Dios nos ha confiado en nuestros hogares.

“Acerquémonos, pues, con confianza al Trono de nuestro Dios amoroso, para que Él tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad”, Hebreos 4, 16.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *