PDDH vigilante de que se garantice condiciones dignas en los albergues

El mandato constitucional de la PDDH le obliga a procurar el cumplimiento de adecuadas condiciones para quienes están en cuarentena.

Por Dalila Arriaza

Atendiendo facultades del Señor Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Lic. Apolonio Tobar, y su personal trabajan en la verificación de las condiciones que enfrentan los albergues; en algunos de ellos hay denuncias sobre condiciones de hacinamiento, y en otros casos solicitan que se les brinde ateción de salud adecuada.

En el albergue de Jiquilisco, en Usulután, hay varias denuncias de violaciones a los derechs humanos, entre ellos que no existen sanitarios adecuados, que viven abuso de autoridad, y se está dando alimentación irregular , entre otras.

La verificación se extendió al Polideportivo de Merliot, también a la Villa Olímpica, lugar destinado para guardar cuarentena, donde hay 299 personas sin condiciones dignas para ser atendidas. En el recorrido fueron además a las instalaciones de la 2a Brigada de la FAES en Comalapa, Albergue en Hotel Porto Bello en La Unión, Capital en San Salvador, Ciudad Mujer en Santa Ana, el Centro de Resguardo Rancho CONAB en La Paz y otros. De esa manera, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos en su recorrido constató la falta de condiciones mínimas y hacinamientos en los albergues habilitados para las personas que están en la cuarentena.

Albergue en Polideportivo de Ciudad Merliot

Se confirma, que las quejas no son por la cuarentena, sino por las condiciones en las que se desarrollla, y específicamente de las carencias en los albergues. A tal punto que el señor procurador llegó a expresar: “esto no es una cuarentena, es un hacinamiento masivo”.

La PDDH realiza gestiones para que se garantice el acceso al agua y condiciones dignas de alojamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *