¿Qué debo saber sobre el abuso sexual infantil?

La niña o niño puede crecer creyendo que se trata de un comportamiento normal o de una especie de cariño entre adultos y niños; sobre todo cuando el abuso ocurre con mucha frecuencia.

Por Abigail Rivera/ www.psi.com.sv

Parte I

Cuando un niño se ve envuelto en conductas sexuales inapropiadas ejecutadas por un adulto, en especial uno que es muy cercano, inmediatamente su integridad y estabilidad se ven quebrantadas. Si el niño está muy pequeño (de meses a 10 años aproximadamente) cuando comienza el abuso puede crecer creyendo que se trata de un comportamiento normal o de una especie de cariño entre adultos y niños; sobre todo cuando ocurre con mucha frecuencia.

Solo imagine, venimos a este mundo incapaces de cuidarnos, totalmente dependientes de los adultos que estarán a cargo de nosotros. Nuestra manera de percibir el mundo se va moldeando a partir de las relaciones que mantenemos con esos adultos mientras vamos creciendo. Comenzamos a construir ideas, creencias y sentimientos del mundo a partir de esas relaciones.

Ahora piense, ¿cómo se ve alterado el pensamiento y las emociones de un niño que, a temprana edad comienza a ser abusado? Probablemente no sienta control sobre sí mismo, o crea que es normal permitir que otra persona toque indebidamente su cuerpo o lo lastime. Puede que cuando crezca sea alguien sumiso, tímido o asustadizo; o tal vez ya no confíe más en las personas, o desarrolle trastornos psicológicos.

Ahora imaginemos una torre. Si esa torre representara a nuestra sociedad salvadoreña, ¿cómo sería? Probablemente la imaginemos frágil, tambaleante, viniéndose a pedazos. Tenemos razones de sobra para visualizarla de esa manera, porque lo vemos en las noticias o lo hemos vivido. Sin embargo ¿hemos pensado realmente en los cimientos de la torre? ¿Quiénes representan la base de nuestra sociedad? Quizás no le hemos prestado la atención suficiente porque creemos que la violencia está únicamente afuera en las calles, con los grupos de crimen organizado; porque sentimos que la parte más alta de la torre se nos viene encima.

La violencia que afecta a nuestros niños, también incide a que nuestra sociedad se encuentre como esté. Piense, ¿cómo crecen estos niños que son violentados sexualmente? ¿Cómo serán de adultos?

Los pequeños, si queremos usar la misma comparación, también son como pequeñas torres en constante construcción. Y la solidez de sus cimientos va a depender mucho de las experiencias vividas en sus primeros años de vida.

¿Qué más debe saber?

El abuso sexual infantil puede manifestarse de forma directa o indirecta.

¿Cuándo se trata de un abuso directo?

-Cuando hay tocamientos indebidos de parte de un adulto hacia un menor, como roces o caricias en las partes privadas del niño.

-Cuando un adulto obliga a un niño a tocar sus genitales.

-Un acto de violación. En este punto quiero que preste mucha atención, porque algunas veces se tiende a creer que violación y abuso sexual son lo mismo. Se trata de una violación cuando, el agresor ejerce la fuerza para dominar a la víctima con el fin de mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad. Hay un acceso carnal u oral violento. Y en cuanto a abuso sexual infantil es toda conducta sexual inapropiada por parte de un adulto hacia un niño.

-Cuando un adulto obliga a que un niño toque inapropiadamente a otro.

¿Cuándo se trata de un abuso indirecto?

-Por ejemplo, cuando un adulto obliga a un niño a ver pornografía, o a verlo masturbarse.

-Cuando se obliga a un menor a presenciar una violación o un acto sexual consentido entre dos adultos.

-Tomar fotografías o videos a niños en poses sexuales y publicarlas en plataformas virtuales ya sea para fines comerciales o de placer.

Espere la continuación de este interesante artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *