En el futuro cercano El Salvador podría tener una nueva gremial de profesionales de la comunicación

SIGNIS está en más de 110 países, de allí su riqueza y conocimiento de cómo funciona la comunicación en todos los rincones del mundo.

Por Dalila Arriaza

IN TEMPO: ¿Qué es SIGNIS?

Carlos Ferraro (Presidente de SIGNIS para América Latina y El Caribe):

SIGNIS es una organización mundial que está constituida por profesionales de la comunicación. El factor común que une a estos profesionales es la fe en los valores del evangelio. Esos valores del evangelio se traducen concretamente en tener una mirada muy especial sobre todo el tema de los más vulnerables. Para nosotros los más vulnerables, que son los elegidos del propio Jesús, son los que necesitan una prioridad a nivel de lo que le puede dar la comunicación a ellos. Por ejemplo hacer visible situaciones que muchas veces los medios hegemónicos no muestran. Asegurarse que la situación que viven los más relegados en el mundo sean las mujeres, sean los migrantes, aquellos que son víctimas directas del cambio climático, o la depredación del medio ambiente, los pueblos originarios que no son los más respetados, los derechos a la libertad de expresión que muchos pueblos no tienen, todos esos son factores fundamentales en el trabajo en general de los comunicadores de SIGNIS

Debo hacer una aclaración, SIGNIS al ser una organización mundial, está en más de 110 países, y posiblemente una de las riquezas más importantes que tenga es que al estar en todas las regiones del mundo, hay una diversidad de nuestros miembros que provienen de distintas culturas e incluso formas de vivir la espiritualidad, aunque la fe sea la misma. Esto le da una riqueza y un conocimiento de cómo funciona la comunicación en todos los rincones del mundo que es lo que genera la identidad y fortaleza de nuestra propia institución. Funcionamos atendiendo los requerimientos de cada región, porque cada región no es igual a la otra.

IN TEMPO: ¿Tienen programas de formación?

Carlos Ferraro: Aquí en América Latina tenemos programas de formación fundamentalmente con los jóvenes profesionales de la comunicación que provienen de los medios audiovisuales, o de la radio, o del periódico, en donde los formamos  con un espíritu de que la comunicación que ellos producen tiene que ser de transformación social, es decir no es una comunicación de difundir solamente, sino  es una comunicación que debe tener compromiso con las realidades culturales, sociales, y políticas en los contextos en donde ellos se mueven. Pero tenemos, yo diría un gran norte, que es la construcción de una cultura de paz, y cualquiera que sabe lo que significa la paz, comprende que no puede ser otra cosa que el resultado de la justicia.

IN TEMPO: ¿Cuáles son las principales líneas de trabajo de SIGNIS?

Carlos Ferraro: Se trabaja en líneas alimentadas por dos troncos de pensamiento, que son muy caros en América Latina: la educomunicación, que parte de los principios de Paulo Freire (de origen brasileño, uno de los mayores pedagogos del siglo XX, quien con su principio del diálogo, enseñó un nuevo camino para la relación entre profesores y alumnos) , y el buen vivir, esa filosofía que proviene de los pueblos originarios  que hoy el mundo académico y el mundo teórico está revisando en términos actualizados, para hacerle al mundo una propuesta que supere las dos grandes corrientes  ideológicas que vinieron prácticamente de la mano del modernismo, que es el capitalismo y el marxismo, es decir, en esos dos casos hay un claro fracaso histórico que no responde a las necesidades de los pueblos, entonces nosotros entendemos que en el buen vivir se encierran los principios de una sociedad más justa, una sociedad de convivencia, una sociedad de no competencia, no individualista, que respete la vida en todas sus formas. Esto es en líneas generales el compromiso que tiene SIGNIS en el mundo con la comunicación.

IN TEMPO: ¿Son una organización política?

Carlos Ferraro: Nosotros no somos una organización política, pero somos conscientes que una comunicación de transformación social, termina siendo un hecho político.

IN TEMPO: ¿Qué beneficios podría traer una nueva gremial como SIGNIS a comunicadores y periodistas en El Salvador?

Serafín Valencia (periodista salvadoreño que forma parte de la iniciativa que impulsa SIGNIS El Salvador): La organización de los periodistas y comunicadores siempre será buena, en cuanto sirva para generar identidad de gremio y trabajar por superar las debilidades que se puedan tener en lo profesional y mejorar nuestra labor fundamental que es comunicar. Los periodistas salvadoreños enfrentamos hoy serios desafíos sobre todo para entender los retos que nos imponen las nuevas tecnologías y la comprensión de los procesos comunicacionales. Considero que muy poco estamos reflexionando sobre el papel de los medios de comunicación en la sociedad y la relación de éstos con las audiencias y viceversa.

Existen al menos dieciocho medios de comunicación de la Iglesia Católica y vinculados a ella, a nivel nacional. En ellos hay una generación de comunicadores que no están identificados con organización alguna, y es necesario generar un espacio en el que se sientan cómodos para hacer la comunicación que necesita este país. Una comunicación para la paz, humanizadora y en la que el ser humano sea el centro. Es necesario que los periodistas entendamos que necesitamos tener un pensamiento liberador y estar con la gente para explicar ciertas cosas abiertamente, en estos tiempos difíciles y antes de que dejen de creer del todo en los medios.

Aquí tenemos a un gran guía que nos debe inspirar: San Romero. Él fue un gran comunicador de quien debemos aprender mucho, pero principalmente a hacer esa comunicación liberadora tan necesaria en estos días de mucha confusión.

IN TEMPO: ¿Qué pasos se dieron ya para fundar una asociada de SIGNIS en este país?

Serafín Valencia: Bueno, hay una iniciativa de un grupo de colegas para impulsar SIGNIS El Salvador como una asociada a SIGNIS mundial. Durante el segundo semestre de 2019 nos hemos reunido algunas veces para sentar las bases de la asociación, y en eso estamos. No somos un grupo religioso, somos un colectivo de laicos que nos sentimos inspirados en los valores de la iglesia y en la comunicación alternativa. Hemos iniciando el relacionamiento con la Iglesia a través de otro gran comunicador nuestro como es el Cardenal Gregorio Rosa Chávez, y esperamos dar otros pasos en los próximos meses para seguir adelante consolidando este proyecto.

También, en diciembre recibimos la visita de Carlos Ferraro, presidente de SIGNIS América Latina y El Caribe. Su visita nos inspiró todavía más a continuar con el esfuerzo que debe cristalizarse en este año 2020.

IN TEMPO: ¿SIGNIS velará también por los derechos de los trabajadores de la información?

Serafín Valencia: Pues no será esa su naturaleza directa, pero siempre la organización es un método para la defensa gremial, y lo haremos en la medida que sea necesario hacerlo. Lo mejor sería que hubiera sindicatos para defender los derechos laborales de los trabajadores de la comunicación pero ante la ausencia de éstos, ese trabajo tienen que asumirlo las asociaciones.

SIGNIS podría trabajar en la formación de periodistas y audiencias, generación de debates, atención a los usuarios de los medios, promoción del diálogo, trabajo con las juventudes en el área comunicacional, y desde luego la defensa gremial.

Insisto, SIGNIS no es una organización religiosa, sino de carácter laica y ecuménica, por lo tanto, cualquier colega que profese otros cultos religiosos pero que se sienta inspirado por valores universales compartidos por las iglesias como la paz, el amor al prójimo, la fraternidad, el cuido ambiental, entre otros, será bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *