Cambia tu calendario interno

Por Katia Maldonado

Un año que significó 365 días de oportunidades para hacer las cosas bien. Sin embargo, todos tenemos un recuento del 2019 con resultados buenos y otros no tan buenos, que ni quisiéramos recordar porque fueron desaciertos.

Quizá muchas mujeres podemos celebrar que al fin llegamos al peso ideal, que tenemos el look que nos hizo renovar nuestra imagen, un nuevo amor, un nuevo trabajo, una casa diferente, en fin, pueden ser tantas experiencias nuevas y satisfactorias. Pero cuánto de lo que deja el 2019, es lo que realmente nos hará feliz en el venidero 2020.

Esta es una fecha especial, donde celebramos el nacimiento de Jesús, en que perdonar es un tanto más fácil y amar se vuelve el deseo de todas. Por otra parte, podemos ver en el nuevo año, un abanico de oportunidades para conquistar batallas y ganar victorias.

El 31 de diciembre nos dibuja el pasado, lo que somos hoy, pero el 1 de enero abre puertas a nuestro ser ideal, con propósitos, brillos, anhelos y la seguridad que todo irá mejor. Si no te sientes así, tienes que auto revisarte, y luchar por no dejar que la frustración, el miedo, la duda, el temor te gane la batalla, y comiences el 2020 con olor al fracaso.

Propongamos en nuestra mente y corazón:

  • Dejar atrás el pasado y caminar hacia el futuro. Puede que estés con personas que te hayan lastimado, te quieran manipular, menospreciar, dañar tu vida y tu corazón, Perdona, aléjate de relaciones tóxicas y sigue adelante.
  • Reorganízate, enfócate en aquellas acciones que realmente te apasionan, que te hacen feliz. Lee, haz ejercicio, aprende a bailar, pinta, estudia una nueva carrera, únete a un grupo altruista, en fin, busca dentro de ti, aquel sueño frustrado y hazlo realidad.
  • Proponte metas realistas, posibles de alcanzar. Escribe tus meas, es el primer paso de concretar tus pensamientos y sueños.
  • Pero sobre todo este nuevo año busca más de Dios, nada te dará mayor satisfacción al final del 2020, que saber que lo intentaste y que ganaste las batallas de la vida; porque maduraste en la fe, porque ayudaste a otros, porque trabajaste y prosperaste, permitiste que Dios fuera tu guía, tu refugio, tu proveedor.

¡El 2020 es para ti! Cambia con el nuevo año, cambia tu calendario interno…RENUÉVATE.  

Por Katya Maldonado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *