El sorprendente éxito de Trankilandia

“Hago la comida con mi esposa, la probamos y si nos gusta la vendemos, si no nos gusta la descartamos”.

Redacción por Dalila Arriaza/ Video por Wilfredo Pineda/Edición por Valeria Carranza

El propietario de Trankilandia, el novedoso restaurante de concepto innovador, nos cuenta sus inicios como emprendedor, y el camino que ha recorrido antes de alcanzar el éxito.

In Tempo: ¿Cómo se concibe la idea de Trankilandia, cuál es su historia?

Roberto Godoy: Trankilandia nace con amigos, pasábamos los fines de semana reunidos en mi casa, nos tocaba ir a comprar afuera comida, y bebidas y pensé, ¿por qué no vender yo la comida y bebida? Y todo inició así, entre amigos. Como a los dos meses le puse de nombre Trankilandia. Se oye feo quizá porque históricamente viene del colombiano Pablo Escobar  Gaviria, su primer laboratorio de lo que él vendía. Me gustó el concepto, pues decía que allí nadie lo iba a molestar. Así que con otro amigo decidimos llamarle Trankilandia, por el ambiente tranquilo, ambiente familiar, que la gente se sienta como en casa, acogedor  y un concepto muy diferente a los demás.

Todo siempre era familiar, en el núcleo de la casa con mis amigos, muchas veces estaba mi esposa, o pasaban los niños.

In Tempo: ¿Cuál es el secreto detrás de los clientes apasionados por llegar una vez más a Trankilandia?

Roberto Godoy: Pues realmente no lo sé, talvez la calidad del servicio, la calidad de la comida, el lugar considero yo que es acogedor, realmente no sé qué tenemos en especial, no tengo palabras para describirlo realmente.

In Tempo: ¿Usted fue el primer impresionado del crecimiento verdad?                  

Roberto Godoy: Sí, realmente sí. Es la segunda vez que cambiamos de local y realmente la gente a donde sea que vayamos nos busca.

In Tempo: Hablemos de la gastronomía. ¿Cuál es el origen de ese menú totalmente delicioso y variado?

Roberto Godoy: Pues mi señora es mi cómplice en todo esto, una mujer increíble, alguien como ella no se va a encontrar a la vuelta de la esquina. Me ha echado el lomo, como decimos los salvadoreños, desde un inicio hasta el momento, en buenas y malas.

La comida nace espontáneamente, nos gusta comer rico a nosotros, no somos chefs ni nada de eso, pero ingeniándonoslas nos convertimos en cocineros empíricos. Profesionalmente nadie sabe cocinar, no lo parece, ya que le damos un toque más que todo casero. Hago la comida con mi señora, la probamos y si nos gusta la vendemos, si no nos gusta la descartamos. Así es como van naciendo los platos y cada día vamos innovando.

Hemos ido probando, ideando, juntando ingredientes y sabores, y creando los platos que luego los clientes degustan. Como el Trankicarnívoro, el Trankisaurio, las alitas con nuestra propia salsa ranch, los chicharrones que son exquisitos. La gente siempre habla de las alitas de Trankilandia, las promociones de Trankilandia, y toda la gente entra en el mundo de Trankilandia.

A nosotros nos gusta hacernos publicidad, nos gusta regalarles promocionales a nuestros clientes, repartiendo nuestra marca. Mi visión no es copiarle a nadie, mi visión es ser yo mismo y crear una marca. Que la gente me conozca y que digan “puya Trankilandia”. Eso quiero que digan. Y se está logrando.

In Tempo: ¿Cuáles son las tres mejores cualidades de Trankilandia?

Roberto Godoy: Las tres cualidades (mmhhh), creo que la calidad que brindamos, el buen servicio que damos a nuestros clientes, la innovación que ofrecemos.

In Tempo: ¿Cuál es el platillo más solicitado y el menos afortunado?

Roberto Godoy: El plato que más se vende es el de “nuestras alitas”, es el top, nuestro platillo estrella, las alitas con las diversas variedades de salsa. Y el menos solicitado creo que podría ser “el Chili Dog”, un hot dog con chili con carne se vende muy poco. Esos serían el top y el que menos se vende.

In Tempo: Cómo se logra sobrevivir y ser exitoso si la materia prima es cara, todo el mundo lo sabe. Incluso hay emprendedores que han cerrado sus negocios. ¿Cómo hacen ustedes para tener precios accesibles?

Roberto Godoy: Bueno, es un secreto pero se los voy a contar; compramos productos de calidad, productos gourmet, productos que usan restaurantes distinguidos. Nosotros nos enfocamos en vender  volumen. Yo no soy de las personas que dicen voy a vender estas alitas a seis dólares y solo le voy a dar cinco alitas, pues así no lograría vender.

Pongo un producto a un precio accesible, con unas alitas que se ven atractivas, el precio con la cantidad, la gente queda impactada, y empiezan a pedir, a pedir, y a pedir. Y allí nosotros vemos la ganancia. Así es como sobrevivimos vendiendo volumen.

Vendemos un promedio de treinta a cincuenta delivery´s diarios. Es bastante la venta, y así es como sobrevivimos sale de todos los productos que vendemos. Nosotros nos diferenciamos  por innovar y tratamos de cambiar las promociones todos los días, aunque sean los mismos productos, pero le ponemos diferente precio, con más producto; menos producto o más, o menos precios, y así ir jugando con los números, sencillamente eso hacemos.

In Tempo: ¿El momento más exitoso y el momento más difícil de Trankilandia?

Roberto Godoy: El momento más exitoso lo estamos viviendo ahorita, hoy por hoy, el presente. Hemos venido desde abajo y los momentos feos que tuvimos, porque a veces ni diez dólares vendíamos. Cuando Trankilandia estaba en mi casa, fue allí donde nació, que se vivieron momentos muy duros. El más feo probablemente como en el año 2013, y yo empecé en el 2012. En el 2013 tuvimos bajadas muy complicadas, y hoy por hoy se está viviendo el éxito de lo sembrado, con el paso de los años.

Roberto Godoy de 36 años, inició la universidad  y sin embargo no la terminó, estudió mercadeo, ingeniería civil, mecánica automotriz “a medias”, un año, dos años, según sus palabras. “Al inicio mi papá quería que yo fuera ingeniero civil como él, segundo la mecánica  automotriz me gustaba, full inyection electrónica, pero no pude seguir. Luego me dediqué al mercadeo, trabajé en ventas en una agencia de telecomunicaciones, estuve allí nueve años”. Hoy, Roberto Godoy es el propietario del exitoso restaurante “Trankilandia” , un concepto de calidad, fresco e innovador, en el que trabaja día a día junto a su esposa, su mejor aliada. https://www.facebook.com/Trankilandiaa/ Tel: 7517 7777

Esta historia continuará…

2 thoughts on “El sorprendente éxito de Trankilandia

  • diciembre 24, 2019 at 10:21 am
    Permalink

    Este sr es un ejemplo de admiracion soy su cliente y aparte de calidad servicio y precio. Esta añgo mas el ambiente calido y amable de roberto. Vamos trankilandia

    Reply
  • diciembre 24, 2019 at 10:44 am
    Permalink

    Gracias totalesss!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *