“La salud es belleza y la más perfecta salud es la más perfecta belleza”

La prevención es indispensable.

Por Claudia Ramírez

Con tantas actividades y quehaceres diarios en la vida, descuidamos muchas veces nuestra salud. Enfocamos nuestro esfuerzo al trabajo, familia, iglesia, comunidad, etc. Y aunque estamos conscientes de esta necesidad de prevención postergamos una y otra vez nuestros controles médicos. A la larga este retraso podría ser demasiado doloroso, pues corremos el riesgo de  padecer de una enfermedad avanzada o crónica.

            “La salud es belleza y la más perfecta salud es la más perfecta belleza”, decía con razón William Shenstone (poeta inglés). En lo que se refiere a la mujer, desempeñamos un papel muy importante de cuidar de los que nos rodean. Pero si descuidamos nuestra salud, ¿cómo podríamos cuidar de ellos?

Por tal razón, si deseamos tener perfecta salud debemos cumplir sin retraso nuestros chequeos médicos anuales y así, descartar cualquier indicio de enfermedad.

            Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el impacto de las enfermedades crónicas está creciendo de forma sostenida en numerosos países de ingresos bajos y medios. La necesidad de prever y comprender la relevancia de las enfermedades crónicas y de intervenir urgentemente contra ellas es una cuestión cada vez más importante. Es preciso que los gobiernos, que están en condiciones de reforzar las actividades de prevención y control de las enfermedades crónicas, así como la comunidad de salud pública internacional, adopten un nuevo enfoque. Como primer paso, es fundamental comunicar los conocimientos y la información más reciente y precisa a los profesionales sanitarios de atención directa y al público en general”.

            Las entidades en esta rama deben intensificar esfuerzos de prevención y concientizar a la población sobre este tema.

Debemos amarnos, debemos cuidarnos, solo así daremos lo mejor de nosotras a quienes nos rodean!!

Claudia Ramírez, autora de este artículo es Licda. en Administración de empresas, esposa, y madre de dos hijos. Claudia confía en que Dios desea para las mujeres, una vida justa, y de realización sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *