Colores, sabores y calidad

“No usamos premezclas que lleven preservantes de ningún tipo,  trato de ser lo más natural posible, la gente lo nota, lo ve y lo dice”. Herenia de Cruz

Redacción por Dalila Arriaza / Fotografía por Alejandra Melara

Herenia de Cruz: Intentarlo vale la pena y lo más importante es que a uno le apasione lo que hace, y a mí me encanta. A veces venían y me decían ¿será que usted me puede hacer un pastel de no sé qué…? sí claro, les respondía, y yo me sentía encantada. Esa es mi pasión, nunca le diría que no, si puedo claro. Entonces así empezamos y abrimos en el año 1996.

In Tempo: ¿Cuántas sucursales hay ahora?

Herenia de Cruz: Actualmente cuatro, estamos en Torre Futura desde el 2001, tenemos dieciocho años, estamos en el Centro Comercial El Paseo, estamos en el volcán y acá en Santa Tecla.

In Tempo: Esa clase de inspiración necesita quien decide emprender un negocio, en el área que más les guste por supuesto. Ahora Herenia de 15 pasteles diarios cuántos podría decirse que solicitan en promedio, a diario.

Herenia de Cruz: Al día como tenemos cuatro sucursales hacemos, diez o doce de cada sabor, de la gran variedad que tenemos, para enviar a cada sucursal y a la venta. Para llevar a casa también, porque mucha gente los lleva a casa.

In Tempo: ¿Y cuáles variedades tienen?

Herenia de Cruz: Hay muchísimas, tenemos por ejemplo Selva Negra, el Chantilly con fresa, el Cardenal, Brea de cheesecake, Óreo, Frambuesa, Blueberry, Calabaza, etc. Creo que tenemos más de veinte variedades. Pie de Higo, Pie de manzana, Pie de cherry y más. Es solo un promedio, hay días más altos, hay días más bajos, como todo en cualquier negocio.

Área de restaurante Florence de una de las sucursales

In Tempo: Cuando usted ve hacia atrás, recuerda que  los bancos ni siquiera querían darles un préstamo, no creían en ustedes y ahora resulta que tienen cuatro sucursales. Lo más probable es que hoy los bancos los busquen a ustedes.

Herenia de Cruz: Sí, de hecho sí tenemos apoyo de los bancos, pero eso ahora que ya crecimos (SONRÍE). Al principio fue difícil en todo sentido, y cuando yo comencé en este lugar no estaba urbanizado como hoy, habían poquísimas casas y me decían que  muy lejos me había ubicado, aquí quién va a venir, y yo recuerdo que tenía una cliente que venía desde el redondel Masferrer hasta acá, porque le gustaban mis pasteles, y gracias a Dios; porque cuando a uno le gusta un producto, va y lo busca no importando donde esté.

In Tempo Estamos hablando de sabores, de colores, incluso cuando se trata de fiestas, hablamos de formas. ¿Qué sensaciones le despierta ese contacto?

Herenia de Cruz: Yo digo, Dios mío, realmente comencé con este, y este, y ahora que tengo una gran variedad, la verdad le doy gracias a Dios que me ha dado la oportunidad de hacer algo diferente. Hay sabores que se han mantenido desde que yo comencé, por ejemplo Chantilly con fresas. Les digo a mis empleados, “en lo dulce no podemos variar receta”, pero puedo ponerle algo diferente en el relleno. Y las tortas son recetas nuestras, no usamos pre-mezclas que llevan preservantes de ningún tipo,  trato de ser lo más natural posible, es receta mía desde que comencé, la gente lo nota, lo ve y lo dice. Por ejemplo en las bodas suelen decir, “yo quiero el cake de Florence porque es original”. El único que lleva preservante es el que exporté, como los palitos de canela. Es porque el de exportación debe tener una duración de  6 meses mínimo.

In Tempo: Justamente quiero me cuente sobre la experiencia de la exportación, ese es un paso que todo emprendedor quisiera dar, pero no es fácil.

Herenia de Cruz: Es un tema bastante difícil, cuando yo empecé a exportar sí teníamos mucho apoyo del Ministerio de Economía. Pero luego ya no hubo apoyo, cambiaron los términos. Tenía que hacer nuevo empaque, es muy costoso, hay pérdidas. Gracias a Dios Exporté a Maryland, Guatemala, y el producto pasó todas las pruebas, fue muy bien aceptado. Porque un producto que le salga mal, en la aduana, la paran. Ya no podría exportar.

In Tempo: ¿Qué pediría del Ministerio de Economía?

Herenia de Cruz: Creo que deberían apoyar más a las empresas y que haya menos burocracia. A veces piden una cantidad de papeles exagerado, y al final nos dicen, “no se puede”. Uno tiene que pagar un asesor que le colabore. Sería muy bueno que dieran asesoría, sobre todo a una empresa que está comenzando. Ahorita no estoy exportando, pues tendría que cambiar todo mi empaque, porque el FDA (Food and Drug Administration – FDA) cambió las tablas nutricionales y uno tiene que respetar el FDA. Si se logra exportar, es un buen crecimiento para el emprendedor, vale la pena volverlo a hacer, aunque cuesta muchísimo.   

In Tempo: Coméntenos sobre las leyes sanitarias, y la innocuidad en el rubro alimentos.

Herenia de Cruz: Para mí es de lo más determinante, porque si no podríamos enfermar a alguien. La gente tiene que usar mascarilla cuando un producto no está terminado, debemos tener una planta limpia, nosotros cumplimos con todos los requerimientos del MINSAL. A veces nos piden cosas que no podemos hacer, como por ejemplo hacer cambios en los locales, pero no podemos porque no son nuestros. Creo que los ministerios deben ayudarle al empresario a hacerles menos engorrosos  los procesos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *