“Los sueños de nuestros hijos son demasiado buenos, como para dejarlos pasar”

Por Claudia Ramírez

            Este mundo está lleno de personas frustradas. La frustración es: “un sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que esta imposibilidad provoca”.

            ¿Qué situaciones la provocan?, una de ellas es llegar a la edad adulta haciendo cosas solo por necesidad y no por deseo; y esto es porque no tuvimos los recursos económicos, medios o inclusive el apoyo de nuestra familia.

            Helsy Ascensio, Máster en profesionalización en Docencia Superior de la Universidad de El Salvador, docente de primaria, pregrado y posgrado expresa: “elegir una carrera universitaria depende en gran medida de la vocación que cada ser humano tiene, es decir, sus habilidades, gustos particulares, preferencias únicas, intereses, motivaciones entre otras.

La toma de decisiones es parte de la personalidad de los hijos; si se les obliga hacer algo que no desean los efectos negativos pueden ser: resentimiento hacia los padres, falta de compromiso, frustración, resultados académicos no favorables, gastos y no inversión, un mal profesional y poca ética. Los padres no pueden decidir respecto a la carrera que estudiarán, sino que el papel será fungir como asesores y acompañarlos a lograr una meta o proyecto de vida a futuro. Se debe creer en sus potencialidades para que transformen la sociedad.”

            Nuestra sociedad puede empezar a ser diferente si entendemos que el futuro está en nuestros hijos, por lo tanto, debemos cuidar y respetar sus sueños desde pequeños y acompañarlos en cada peldaño que escalen, al hacer esto, ellos estarán lejos de la violencia y de todo aquello negativo que trae la frustración.

            ¡¡¡De seguro que ellos se sentirán felices y satisfechos aportando lo mejor de sí a los demás!!! 

Claudia Ramírez, autora de este artículo es Licda. en Administración de empresas, y madre de dos hijos. Claudia considera muy importante acompañar a los hijos en la búsqueda de sus sueños.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *