“La paz social no es posible si no somos capaces de respetar las leyes simples del tráfico”

A nivel mundial 1.35 millones de personas mueren todos los años en accidentes de tránsito, y 500 niños a diario, según datos del PNUD.

Por Dalila Arriaza

IT: La vía debiera ser segura y pacífica para todas y todos: niñez, juventud, adultos mayores, todas las personas. ¿Sin una sana convivencia social, se puede tener paz?

Dr. Eduardo Lovo: No, la paz social y el control de la violencia no es posible si no somos capaces de no tirar la basura a la calle, la paz social no es posible si no somos capaces de respetar las leyes simples del tráfico. Muchas veces como ciudadanos criticamos a los políticos, o a los evasores por sus actos de corrupción, pero no reflexionamos sobre nuestras acciones cotidianas, acciones que serán a escala pequeña al principio, pero entre más poder e impunidad posees como individuo, más proclive eres a hacer cosas peores. La paz es una mezcla de cosas, pero la más importante es la justicia; la ausencia de justicia es el origen del conflicto.

PNUD: “Analizamos la movilidad como un proyecto profundo y la transformación profunda de la sociedad. Si no tenemos una movilidad segura, sostenible, y sin contaminación, no podremos llegar al objetivo que queremos, de una ciudadanía de paz” según Giorgina Braga, Representante Residente del PNUD en El Salvador.

IT: Como uno de los impulsores de la iniciativa Somos Paz, ¿qué se puede o debe hacer para disminuir los accidentes de tránsito ocasionados por conductores en estado de ebriedad? Una propuesta desde Somos paz.

Dr. Eduardo Lovo: Desde Somos Paz estamos trabajando en un cambio cultural para lograr la paz social permanente, y calculo que demorará 10 años como mínimo, no hay soluciones rápidas. En 10 años veo un país que superó las razones de ser de las maras, por consecuencia para el 2029 ya no existirán como actualmente las conocemos; en el 2029 la corrupción será rara y socialmente satanizada. La primera acción en donde les rogamos su colaboración es para limpiar nuestro país. Simplemente no puedes pretender resolver la violencia que ya lleva un siglo, si no puedes limpiar la calle primero, necesitamos aprender el respeto por los demás y por nuestro ecosistema, que es nuestro hogar. El segundo es el tráfico, acá el respeto por los demás continúa siendo la piedra angular; pero en el tráfico por vía de las multas, presencia policial y cámaras aprenderemos el respeto a las leyes y al estado de derecho. Finalmente, los meses de enero, que se celebra la paz, queremos celebrar el mes entero un proceso de paz y reconciliación, queremos cambiar “la imagen de país” y creemos que estos elementos serán claves en el proceso de pacificación permanente de El Salvador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *