¿Podemos eliminar de raíz los basureros ilegales?

Los botaderos de basura a cielo abierto son una problemática en Latinoamérica

Por Iris Duarte

La creación de basureros a cielo abierto se ha vuelto muy común en las entradas de las comunidades, colonias, zonas desoladas y en las orillas de las carreteras, esto se debe a la falta de cultura y de concientización del ser humano.

El paisaje que aprecian los automovilistas y personas que se dirigen a pie tanto salvadoreños como extranjeros que entran o salen de las diferentes carreteras de los municipios del país como de diferentes lugares habitacionales, es el de varios botaderos de basura a cielo abierto, que se han formado desde hace meses que además de dar un mal aspecto, se han vuelto focos de infección que contaminan el medio ambiente de la zona y también dañan la composición del suelo.

Es una lucha constante que se tiene para ir eliminando poco a poco los botaderos de basura ya sean estos pequeños o de gran magnitud. Ante esta situación las alcaldías, asociaciones ambientales entre otras instituciones están trabajando de la mano para concientizar a las personas y apoyen al cuido del medio ambiente.

Caleb Padilla, ambientalista y presidente de Un Pulmón Más, expresó “Los botaderos de basura a cielo abierto son una problemática bastante grande, en la mayoría de ciudades de Latinoamérica y en El Salvador, esto se da por dos cuestiones: 1. Por falta de educación ambiental, uno dice a veces (yo no quiero tener basura en mi casa, no está pasando el camión y para no estar con ese mal olor la iré a dejar a otro lugar) No nos ponemos a pensar cómo vamos a perjudicar  al otro, la falta de conciencia ambiental, no nos enseñan a clasificar la basura, hay residuos que valen dinero, no nos han enseñado a valorizar lo que utilizamos y que se puede volver a reutilizar, reciclar o vender y el número 2. que no hay leyes en nuestra sociedad o las ordenanzas que nosotros tenemos esto permite o hacen permisible el tema del que quiera venir a tirar basura en cierto lugar la pueda tirar porque no tendrá ninguna multa”.

“Aparte que no está educada la gente, con conciencia propia dicen ¡ah no me interesa lo que va a pasar con esa basura!, tampoco hay una autoridad en la ciudad que esté poniendo esa ordenanza, poniendo multas o esquelas para que las personas no tiren la basura en cualquier lugar”.

“Toda ordenanza y leyes deben implementarse y hacer monitoreos para identificar aquellas personas que arrojan la basura en determinado lugar no autorizado, desarrollar programas de educación ambiental, no solo en las escuelas sino también en las adescos, enseñarles talleres de cuál es la forma correcta de la separación de residuos para que se vuelva mucho más fácil para el recolector de basura. Las autoridades municipales cierran un botadero, pero la gente abre otro, esto es por falta de castigo o una multa, sino se pone esto las personas lo seguirán haciendo”.

“Nosotros como organización tenemos el proyecto Huellas Urbanas y Santa Ana Repiensa, en el cual buscamos ir a cerrar los basureros que son a cielo abierto y trabajamos con las colonias y comunidades, porque es diferente a qué como alcaldía lo venga a cerrar a qué yo y la colonia lo cerremos ya que no se permite que otras personas de otros lugares vengan a tirar basura donde a mí me tocó limpiar y eso genera conciencia de no ir a tirársela al otro. Esa acción se toma de ejemplo para otras colonias y hacer lo mismo, ir cambiando esa mentalidad de solo botar la basura sin pensar en el bien común de los demás”. Expresó Padilla.

Ante esta constante situación, por ejemplo, la alcaldía de Santa Ana a través de aseo urbano, están eliminando en la ciudad los botaderos de basura en las esquinas o de las aceras de casas abandonadas, lavando y haciendo limpieza constantemente, igual en la zona rural cercan las áreas rescatadas para evitar que cualquier persona haga sus necesidades fisiológicas en el lugar.

Antonio González, ingeniero agrónomo y gerente de medio ambiente de la alcaldía de Santa Ana, explicó “Hay una ordenanza municipal que prohíbe los botaderos de basura a cielo abierto, una multa establecida de $57.14 ya se están aplicando a través del Cuerpo de Agentes Municipales, CAM, por la misma cultura que tenemos todos los ciudadanos lamentablemente sabemos que día pasa el camión recolector de basura a nuestras colonias que normalmente están pasando tres veces por semana pero no podemos aguantar una bolsita de basura un día más y la tiramos donde sea”.

“Hay patrullaje por falta del CAM en dónde andan viendo los lugares de botadero de basura a cielo abierto y se han eliminado muchos los grandes están controlados sobre todo los que están a orillas de las carreteras y veces es difícil de eliminarlos por completo porque la gente va en su vehículo y arroja las bolsas y hemos identificado puntos que sucede eso y les estamos dando mantenimiento por lo menos una vez a la semana por ejemplo: calle vieja a San Salvador, Chalchuapa, Candelaria de la Frontera entre otros que aunque uno ponga el rótulo la basura siempre es arrojada. Se pudieran eliminar si perennemente estuviera un agente o vigilante en los lugares, pero esto es imposible ya que tienen otras funciones”.

“La eliminación de los botaderos de basura a cielo abierto es un trabajo que le compete a todos, tener el tiempo de clasificación de los desechos sólidos y ponerlo en sus respectivos contenedores es lo mejor que podemos hacer para conservar el medio ambiente y no quemarla ya que el humo es contaminante y produce enfermedades respiratorias y la quema de plástico degrada el suelo, algunas instituciones nos han dado charlas para evitar esto como: reciclar, reutilizar, rechazar el plástico y reforestar con el fin de estar saludables y tener amor al ecosistema” comentó, Miriam de Godoy, habitante de la comunidad Amayito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *