Triple violación de derechos

Resultados del estudio de World Vision, “Niñez Migrante, un viaje sin derechos”.

Por Dalila Arriaza

In Tempo: ¿Qué llevó a World Vision a realizar el estudio “Niñez Migrante, un viaje sin derechos”? La declaración de los derechos de la niñez tiene artículos, principios que expresan que deben estar protegidos, bajo el amparo de los adultos o de sus cuidadores.

Laura del Valle: En primera instancia nuestra misión y visión busca que cada niño y niña tenga oportunidades para realizar su sueño. Cuando hicimos el primer estudio sobre el tema de migración en el 2014, conocimos que había una presencia de niños no acompañados en la frontera, ahí nació nuestro interés particular en saber cómo les estaba afectando la migración; porque nuestra especialización es la protección y derechos, no la migración en sí.

Viendo también la nueva forma del proceso de migración a través de las caravanas, volvió a captar nuestra atención y dijimos “bueno entendamos cómo se está moviendo el fenómeno”, pero ahora con énfasis sobre cómo está afectando en la vivencia de los derechos de los niños y niñas. Este estudio se desplaza a lo largo de la ruta de migración del pacífico, y estuvimos en los lugares donde las personas y las familias buscan orientación, atención y se hizo todo un proceso de entrevistas a profundidad para comprender realmente la situación de los niños, niñas, sus derechos y de las personas en general.

IT: Licenciado Gonzalo Rodríguez,  usted como investigador que acompañó y vio de primera mano la situación de la niñez migrante, cuéntenos en qué circunstancias lo realizó.

Consultor: A partir de las directrices que orientan la investigación es un poco de continuidad con respecto a la realizada en 2014. Son como varios aspectos: El primer aspecto es tratar de entender el fenómeno de la migración desde la óptica de los niños y niñas, desde sus relatos, desde su experiencia, desde situaciones críticas específicas que enfrentan y por supuesto también mi percepción sobre cómo viven y experimentan cada una de estas situaciones mientras realizan su viaje.

Yo diría que es una de las situaciones más críticas, más dura y difícil que la niñez pueda enfrentar en su vida.

IT: ¿Cómo ven los niños esto?

Consultor: Hicimos entrevistas a profundidad, tratamos de tomar el testimonio de ellos, su experiencia y lo que ellos relatan es una situación que posteriormente se convierte en cifras; es una situación de experimentar abandono y mucha tristeza en este viaje.

Entrevistamos en México a niños y niñas que estaban en albergues o que habían pasado por casas de migrantes que habían recibido este tipo de atención y dentro de las experiencias también notamos la evidente falta del acompañamiento y protección que la niñez experimenta.

IT: La declaración de los derechos humanos tiene su principio que dice: “La niñez debe vivir al amparo y crecer con el amparo y bajo la responsabilidad de las personas que las cuidan”, entonces: Ese amparo, esa seguridad y esa responsabilidad ¿dónde quedan?

Consultor: De los resultados de la investigación se ha planteado que la experiencia de la niñez durante esa etapa de migración, básicamente se constituye en una triple violación a sus derechos: la primera tiene que ver con la violación que sucede en sus comunidades de origen, la falta de oportunidades, falta de espacios para su recreación y educación por la situación de violencia. Un segundo momento en el tránsito que es lo que se documenta con mayor propiedad sobre las situaciones, los riesgos o las experiencias dolorosas que ellos viven, y el tercer momento es cuando llegan a los Estados Unidos; muchos de estos niños y niñas son detenidos en lugares que no necesariamente ofrecen las mejores condiciones para el trato de esta población.

IT: ¿Cómo le diría usted a la población que no lleven a sus niños, que no tienen que huir?

Consultor: La investigación proporciona evidencias que esto se trata de un tema estructural que está afectando las oportunidades de crecimiento y desarrollo en la niñez, les afecta las situaciones en sus comunidades que los empuja, que los obliga, los motiva para buscar otros espacios y otras oportunidades. Obviamente aquí interviene la decisión individual de los padres y madres o de los niños mismos, porque hay muchos que están viajando sin compañía, que es el grupo más vulnerable que podemos identificar en este proceso.

IT: Si usted tuviera que extrapolar los datos que obtuvo ya en estas dos investigaciones, ¿qué nos diría de 5 a 10 años?

Consultor: Los resultados indican que las razones por las cuales la niñez está migrando son exactamente las mismas, están migrando por la reunificación familiar que es un derecho y que es una condición deseada, están migrando por razones económicas, falta de oportunidades para un empleo y también por la violencia. Estas condiciones tanto en el 2014 como hoy, muestran una tendencia y un patrón que tiene a la base una oportunidad muy importante para que el Estado, las organizaciones no gubernamentales,  y las que velan por los derechos de la niñez se enfoquen en un esfuerzo por tratar de apoyar a la niñez migrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *