¿Qué órganos afecta la diabetes?

En El Salvador el número de personas con diabetes ha alcanzado una cifra alarmante.

Por Iris Duarte

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.

En las personas con diabetes hay un exceso de glucosa en sangre, esto es conocido como hiperglucemia, ya que no se distribuye de la forma adecuada. Los especialistas advierten que, si los pacientes no siguen el tratamiento adecuado y la dieta adecuada los tejidos pueden acabar dañados y se pueden producir complicaciones muy graves en el organismo.

En El Salvador el número de personas con diabetes ha alcanzado una cifra alarmante. Las encuestas realizadas por ASADI (Asociación Salvadoreña de Diabetes), reportadas en enero del 2012, estiman que en nuestro país hay alrededor de 800,000 personas con diabetes, lo cual es aproximadamente 13% de una población total de 6.2 millones de habitantes. Este porcentaje está entre los más altos del mundo, y es un reflejo de la epidemia mundial de la diabetes que está ocurriendo tanto en países desarrollados como en países en desarrollo. Esto debido al sedentarismo de las nuevas generaciones y el consumo popular de comidas ricas en grasas y carbohidratos. (Hospital de la Mujer)

El momento de la aparición de la diabetes, así como las causas y los síntomas que presentan las personas con la enfermedad dependerán del tipo de diabetes que posean:

Diabetes tipo 1

Las edades más frecuentes en las que aparece son la infancia, la adolescencia y los primeros años de la vida adulta. Acostumbra a presentarse de forma brusca y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares.

Diabetes tipo 2

Surge generalmente en edades más avanzadas y es unas diez veces más frecuente que la anterior. Por regla general, la diabetes tipo 2 también está diagnosticada o la han padecido otras personas de la familia.

Diabetes gestacional

Se considera una diabetes ocasional que se puede controlar igual que los otros tipos de diabetes. Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este aumento no se produce y puede originar una diabetes durante embarazo.

Para la prevención de la diabetes tipo 1 no existe ningún método eficaz por el momento. En cambio, está comprobado que la de tipo 2, que es la que aparece con más frecuencia, al estar relacionada con la obesidad se puede tratar de evitar en gran medida adoptando unos hábitos de vida saludables.

“El diagnóstico de la diabetes se produce cuando el paciente tiene valores anormalmente elevados de glucosa en la sangre. Este análisis se suele controlar y medir durante un examen anual de rutina o en una exploración clínica que se realiza antes de la incorporación a un nuevo empleo o de la práctica de un deporte”. expresó, Dr. José Roberto Hernández Saavedra, Endocrinólogo-Internista.

“También pueden realizarse análisis para determinar la posible causa de síntomas como el aumento de la sed, la micción, (es un proceso mediante el cual la vejiga urinaria elimina la orina, contenida, cuando está llena) el hambre, o si existen factores de riesgo característicos, como antecedentes familiares de diabetes, obesidad, infecciones frecuentes o cualquier otra complicación asociada con la diabetes”. Dijo Hernández.

“Las primeras complicaciones que produce la enfermedad y que incluso pueden aparecer antes de su diagnóstico son el infarto cardíaco y la isquemia cerebral (derrame cerebral), de los cuales, dicho sea de paso, la diabetes es la principal causa”. Mencionó el Dr. Carlos Alvayero, médico Endocrinólogo.

“La diabetes además produce retinopatía diabética (daño a los ojos) siendo la principal causa de ceguera, nefropatía diabética (daño a los riñones) siendo la principal causa de insuficiencia renal crónica, neuropatía diabética (daño a los nervios) que produce cambios importantes en los pies y que junto con el daño a la circulación lleva a amputaciones de miembros inferiores. Todas estas, y otras complicaciones menos frecuentes, se dan como consecuencia de la elevación de la glucosa (azúcar), la glucosa (azúcar), la presión arterial y el colesterol en la sangre”. Mencionó Alvayero.

El día 14 de noviembre se celebra el día mundial de la diabetes (conmemorando el natalicio de Frederick Banting, quien descubrió la insulina en 1922), fecha que ha sido instituida por la Federación Internacional de la Diabetes (IDF por sus siglas en inglés) y adoptada por las Naciones Unidas a partir del año 2007, con el objetivo de concientizar a la población de la importancia y gravedad de la enfermedad y sus complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *