El negocio que inició con tres personas y ahora suma 740

Variedades Génesis, abrirá muy pronto su décima tercera tienda.
 

Por Dalila Arriaza

IN TEMPO: ¿Con cuántas personas inició? 

Sandra Pintín: Buena pregunta, comenzamos con tres personas, una de ellas, Esmeralda Blanco, la gerente de operaciones de Variedades Génesis, todavía trabaja con nosotros. Ella estuvo en esos inicios, trabajó conmigo en una tiendita, entonces yo le dije: la tía ha decidido ponerme un negocio, quedate vos a cargo de esta tienda con otra tía, (y como éramos amigas y hasta el momento lo seguimos siendo), ella me dijo que mejor se venía conmigo.

Como todo negocio que inicia, no teníamos nombre, pero un día se me ocurrió  “Génesis”, el principio de lo grande y dije, “Génesis se va a llamar”. Para el logo hicimos un concurso con las 15 personas que habíamos ya. Entonces, el hermano de Esmeralda trajo un dibujo donde estaba Genecito con los colores de la bandera de Estados Unidos y el gorrito de George Washington. Pero en una situación que hubo aquí en el centro de San Salvador andaban quemando las banderas de Estados Unidos, a un vecino comercial le quemaron la banderita y venían para donde nosotros, así que eliminamos esos colores.

IT: ¿El mayor acierto del cual ahora dice “no me equivoqué con esto…”?

Sandra Pintín: Asumir todo tipo de riesgos, recuerdo que nunca aprendí administración de empresas, nunca crucé una universidad, apenas aprendí a leer y a escribir. Ya con el negocio aprendí un poquito de inglés, me metí a estudiar y prepararme con otros temas. En una ocasión quería iluminar el negocio, yo lo veía oscuro y decía: ¡Algo le hace falta! Habían fluido las ventas, no hallaba qué hacer con tanto dinero después de los terremotos. Incluso contraté a Don José, un señor de “La 29 de agosto”, y le compré unas lámparas y me las vino a instalar, y se empezó a vender  más todavía. 

Me preguntaba, ¿qué hago con tanto dinero? Porque lo mandaba al banco, pero no sabía qué hacer, porque nunca había tenido tanto, y tenía el temor de tomar malas decisiones. 

Pero, tomé la decisión de montarle y ayudarle a mi hermano con un negocio que se llamó Génesis 2, esa fue creo una de las mejores decisiones porque pude escalar emocionalmente, mentalmente y pude votar algunas barreras de temor que tenía. Alguien me dijo “sólo el que no arriesga no gana”, para montar ese negocio no era suficiente en aquel momento; yo sentía que era una gran barbaridad de dinero pero eran como 25,000 colones, entonces, y para montar el negocio necesitaba unos 50,000 a 75,000 colones que tenía, pero había una persona que me prestaba, y me dijo: preste la otra parte para que pueda hacer funcionar el negocio. Perdí el temor, le pagaba de intereses el 10%, prácticamente trabajaba solo para ella, pero yo no sabía si tenía que negociar esa parte o como se manejaban  los porcentajes de intereses.

IT: Usted se formó académicamente, ¿qué opinión le merece en general la formación de cada persona emprendedora? 

Sandra Pintín: Necesaria, porque en cuanto uno esté más preparado, mejor puede manejar los negocios, tiene una mejor perspectiva también de las decisiones que puede llegar a tomar. Entre menos preparación tenga uno, quizás está más vulnerable a engaños, a cometer errores comerciales, malas inversiones, el no saber qué hacer es peligroso. El conocimiento nos capacita y nos fortalece para asumir retos, y situaciones que se presentan en los negocios día a día. 

IT: Lo ideal es que la persona emprendedora crezca y suba a la otra grada de empresaria, ¿qué riesgos tomó para alcanzar esta otra grada?

Sandra Pintín: Asumí riesgos muy peligrosos, hemos contratado casi todos los bancos de este país, trabajar con ellos es un riesgo bastante grande, porque uno compromete a la empresa, pero creo que, si no es a través de los bancos y de los financiamientos que estos dan, difícilmente un emprendedor pueda salir adelante o pueda escalar los peldaños que se requieren para poder crecer. Crecer en este país como en cualquier otro es bien difícil… si mantenerse es difícil, crecer es más complicado aún.

Todos los emprendedores en un momento llegamos a crecer gracias a Dios, y nos hemos convertido en empresas. 

IT: ¿Qué proyectos tiene ahora Variedades Génesis? 

Sandra Pintín: ¡Ay, bueno! (SONRÍE), a pesar de que todo mundo habla de las situaciones políticas difíciles del país, nosotros no dejamos de confiar en Dios y creer que en medio las dificultades podemos seguir creciendo. 

Como una primicia para IN TEMPO quiero contar que el mes de julio vamos a abrir nuestra décima tercera tienda en la ciudad de Lourdes Colón. Tenemos una proyección para octubre o noviembre, abrir 3 tiendas en Sonsonate. Queremos entrar al interior del país y a las cabeceras departamentales con ese boom. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *