Tienen miedo

“La motivación de las propuestas al Código Electoral fue debilitar las candidaturas no partidarias”. Diputado Leonardo Bonilla

Por Dalila Arriaza

IT: Sobre las reformas al Código Electoral, ¿qué opinión le merecen? 

Diputado Bonilla: Las reformas fueron tres, dos al decreto 555 en teoría para favorecer la participación política de la mujer, y dos para limitar la recolección de firmas (imposibilitar más bien), la otra fue al Código Electoral para que los votos de los candidatos no partidarios se cuenten de forma individual y no como se les cuenta a los partidos políticos, en las que pueden hacer la suma para lograr uno o varios curules. 

IT: ¿Por qué esa diferencia de medidas de no sumar en el caso de los no partidarios, cuando los partidos políticos sí pueden hacerlo?  

Diputado Bonilla: Usted acaba de decir algo básico que está establecido en la Constitución, ¿por qué esa diferencia? Dividir la forma en la que se trata a los partidos políticos y la forma en que se trata a los candidatos no partidarios. 

La Constitución en el artículo 3 dice: todos somos iguales ante la ley, todos debemos ser tratados en igualdad de condiciones. En este sentido ya hay una solución de la Sala de lo Constitucional, que emitió una sentencia sobre el conteo de votos que, si a los partidos políticos se les cuenta los votos por planilla, ¿por qué se le hace diferente al no partidario? Se nos hace más difícil porque estamos obligados a conseguir los votos necesarios para alcanzar el cociente, y los partidos políticos no. Entre varios candidatos pueden sumar los votos y lograr uno, dos o tres. Es un trato desigual. ¿Qué le dijo la Sala al Tribunal Supremo Electoral? La Sala puede hablar de temas Constitucionales y eso hizo, le mandó una resolución y le dijo: Trátelos por igual, si le suma los votos a los no partidarios, trate igual a los partidarios. Y si no se les suma a ellos, tampoco les sume a los no partidarios.  

IT: ¿Qué habrá detrás de ese trato desigual diputado Bonilla? 

Diputado Bonilla: Miedo a que más personas en el futuro tomen una opción electoral diferente a la que ellos representan, miedo a perder el poder en el pleno. 

Cuando hablamos del tema de la reforma que estaban haciendo yo critiqué duramente a los diputados que estaban participando de esta decisión y la respuesta hacia a mí fue: Aquí no le tenemos miedo a un diputado que sólo sacó, (erróneamente me dijeron el dato), un diputado dijo 4,000 votos. Eso es lo que dijeron con su boca, pero con su voto y con su propuesta, demostraron que tenían pánico y lo siguen teniendo. La motivación de esas propuestas de debilitar las candidaturas no partidarias, es terror a perder el poder; si las candidaturas no partidarias no fueran una opción para la población, si mi actuar fuera completamente negativo en esta Asamblea Legislativa, si yo fuera uno más de los mismos, ellos sabrían que la gente no va a querer seguir votando por una figura que es más de lo mismo. Pero representar a una voz diferente y ser aceptado, a ellos les causa pánico, saber que pueden ser reemplazados.

IT: La población tiene sus maneras de expresarse y a veces son muy espontáneas, como lo que pasó en el centro de San Salvador en donde dijeron con tono de burla muchas expresiones en contra de varios personajes de la vida pública que iban pasando, pero sucedió diferente con usted, pues le aplaudieron. 

¿Cómo lo interpreta?

Diputado Bonilla: creo que es honroso para un funcionario a estas alturas ser reconocido por la población salvadoreña, a pesar de la mala imagen que tiene el funcionario público a nivel general. Los diputados son la peor imagen que pueda  haber como funcionario público, pero no significa que los ministros tengan una buena imagen, todo funcionario público tiene un desgaste, ya sabemos cómo ha funcionado la política. 

He tratado de hacer las cosas de manera diferente, no por un aplauso. Y realmente la población no debería aplaudirme por hacer lo que estoy obligado a hacer, pero estamos en una magnitud de descontento y de corrupción en este país, que ahora el diputado hace lo que debe de hacer y es aplaudido. Entonces me agrada, me hace sentir bien, pero no me hace despegar los pies de la tierra, porque si uno se deja subir en los aplausos, después podría errar. Hay que mantenernos pensando en que somos seres humanos que cometemos errores y que mañana no te van a aplaudir, que mañana te van a juzgar, y mejor es tratar de mantener la línea de trabajo en función de la gente.

No se trata de lo que yo digo que voy a hacer, sino de ser congruente entre lo que digo y hago. Por ejemplo, hasta la fecha yo dije que no iba a cobrar ninguno de los bonos, aunque es legal cobrarlos. Podrá ser irrelevante, podrá ser poco o mucho dinero, pero voy a mantener mi palabra. Y si la mantengo en eso quiere decir que también estoy dispuesto a mantenerla en otras situaciones; creo que es eso lo que la gente ha reconocido. 

IT: Diputado Bonilla hablemos sobre el servicio público que tenemos: vicios como el nepotismo, colocar a toda mi familia en cargos importantes, ocupo esta o aquella plaza porque conozco a alguien dentro y me favorece, tengo cuello. Favores que debo pagar, etc.

¿Le parece a usted que la función pública debe renovarse?    

Diputado Bonilla: Totalmente de acuerdo, yo soy uno de los principales creyentes que debemos aprobar con prontitud la ley de la Función Pública, hay diferentes proyectos no sé si son dos o tres proyectos para una ley de la Función Pública; nada es perfecto y hay críticas también de los sindicatos que se tendrá que valorar hasta qué punto tienen razón para hacer la reforma correspondiente y no afectar los intereses sindicales. 

Hablo de los intereses sindicales que son legítimos, porque hay intereses sindicales mezquinos también, y en los sindicatos hay tanta corrupción como en los partidos políticos y otras instituciones. Pero la ley de la Función Pública en términos generales es totalmente necesaria.

Acabamos de ver como en cada cambio de gobierno, en este caso no es la excepción, se despide a una gran cantidad de personas por ser del otro partido político; más otros funcionaros que fueron despedidos por ser familiares, que eso es nepotismo y eso debía hacerse por supuesto. Es diferente cuando las personas tienen estabilidad independientemente el gobierno que llegue porque están ahí por sus capacidades y sus méritos, porque hacen lo que tienen que hacer y no por ser amigo del presidente, amigo del ministro o del diputado. 

IT: Y pobre aquél que no tenga un amigo en… 

Diputado Bonilla: Y pobre del que no tenga ese cuello. Yo tengo familiares que necesitan empleo, pero no por eso he ido a interponer mi oficio para que les den empleo y caer en esa práctica que tanto condeno; mejor trabajo desde la Asamblea Legislativa para que haya leyes que mejoren el país y tengan las oportunidades por la vía legal, para que no se actúe por cuello o por otras razones. Es importante que se apruebe la ley de la Función Pública y así nos evitamos personas en las instituciones que sólo por ser la amante de un funcionario público  ya goza de ciertos privilegios, y lo hemos visto. Estamos hablando de casos reales y para poner nombre y apellido: Mauricio Funes, por ejemplo, que a su amante hasta el pasaporte diplomático le había sacado. Esas cosas se pueden hacer mientras no haya ley de la Función Pública, y van a seguir sucediendo. 

IT: Diputado, en las próximas elecciones legislativas, ¿usted va a participar de nuevo? 

Diputado Bonilla: Bueno me lo he planteado y lógicamente uno buscaría un segundo período y tratar de seguir generando cambios a futuro, porque en tres años poco se puede hacer. Todavía lo estoy pensando, la lógica es reelegirme y deseo seguir trabajando, pero el camino es duro, pues ya lo pasé una vez, no solo es duro ser el candidato, sino tratar de ser electo; pensar que tengo que reunir el mismo número de firmas, el hecho que ya sea diputado no me inhibe que yo vuelva a hacer el mismo proceso como no partidario.

IT: ¿Tiene que repetir el proceso de recolección de firmas? 

Diputado Bonilla: Tengo que repetir el proceso, tengo que recoger el mismo número de firmas, entonces es un proceso económicamente desgastante. Claro aquellos funcionarios que son grandes empresarios o que se han lucrado del poder tienen los medios para poder financiar una campaña. Con las reformas que se han planteado se me dificultará aún más y ese proceso tendría que repensarlo. También debo saber cuál es la opinión de la población salvadoreña al final de mi gestión, porque si mi calificación no es positiva, no me voy a enfrentar a un proceso en el cual sé que no voy a tener el aval de la población. 

IT: Un mensaje final para el Tribunal Supremo Electoral, respecto a las reformas y su accionar relacionado a las candidaturas independientes. 

Diputado Bonilla: Bueno, los funcionarios del Tribunal Supremo Electoral si realmente quieren dar una imagen de ética ante la población no sólo van a hacer justos en reglamentos electorales con los resultados de los partidos políticos. En el caso de las candidaturas no partidarias los futuros magistrados no podrán aplicar la reforma con respecto al conteo de votos por separado como se aprobó en esta legislatura, si realmente se consideran personas éticas que respetan la institucionalidad y la Constitución de la República porque esto va en contra de una resolución que ya existe y la pueden consultar. Espero que respeten las leyes, la resolución que dio la Sala. Será el pueblo quién decida, no el Tribunal Supremo Electoral, este solo administra el sistema electoral, pero los resultados dependen de la población.        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *