Nuestro planeta agonizante

En 2017 el MARN identificó 77 áreas de bosques en estado crítico.

Violeta López @piensaverde.sv

Las problemáticas ambientales amenazan nuestro planeta, a toda la población actual y futura. Muchos de los seres humanos carecemos de conciencia ambiental, y solo conociendo la situación es posible lograr un planeta mejor.

Nos estamos quedando sin los pulmones de nuestra tierra por la destrucción de los bosques, que en nuestro país es un problema de hace años. En 2017 el MARN identificó 77 áreas de bosques en estado crítico y la situación ha continuado con los grandes proyectos urbanísticos y de monocultivos de caña de azúcar que siguen deforestando sin que se les ponga paro.

Estamos contaminando todo, llenándonos de plásticos. Somos consumidores abusivos de este material, todo se produce y se consume en masa. Se nos ofrecen pajillas, bolsas plásticas, platos desechables. Nos estamos convirtiendo en seres prácticos y cómodos, utilizando objetos de usar y tirar, que cuando los arrojamos creemos que desaparecen, pero en realidad el problema solo se traslada a otras áreas, como ríos, lagos, mares y quebradas.

En las playas aparecen ballenas muertas, con sus estómagos llenos de basura, bolsas y botellas de plástico y redes de pescar. Tortugas marinas y aves quedan atrapadas en bolsas y aros de six pack y mueren ahogados.

Nuestras aguas están contaminadas producto de toda la basura que llega a nuestros ríos y lagos. Hemos visto como los buses no tienen control de emisiones, y como las nubes de humo nos nublan la vista. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), El Salvador se encuentra entre las 10 ciudades de contaminación del aire en América Latina. Según el Informe del MARN del estado del medio ambiente de 2017, el mayor aporte lo realiza el transporte terrestre. A lo anterior agregamos la contaminación de las fábricas, los aviones y plantas productoras de energía.

Todo esto ha traído consecuencias en la salud, tanto que se estima que 8 mil personas en el mundo mueren a causa de la contaminación del aire. Así también sufrimos de cáncer de diferentes tipos, y todo por la contaminación que llega a nuestro organismo a través de diferentes vías, siendo el agua y el aire las principales fuentes.

El cambio climático es otro fenómeno que está impactando todos los medios de vida, la población salvadoreña en este sentido ha vivido en los últimos años cambios repentinos, de sequías y olas de calor a lluvias intensas o frentes fríos.

Los polos se derriten, tenemos fríos extremos en una zona del mundo y en otra tenemos olas de calor. Los osos polares invaden ciudades en busca de alimento porque ya no pueden vivir en su hábitat natural por falta de comida y las altas temperaturas; animales migran para conseguir alimento a poblados y ciudades donde no habitan usualmente. Otras especies se extinguen. Se estima que, para finales del siglo actual, entre el 30 y 50% de las especies estarán extintas.

Todas estas situaciones son un llamado de alerta. Son situaciones preocupantes en la que todos los habitantes de la tierra nos vemos involucrados. Si nuestra sociedad no nos ayuda ofreciéndonos lo mismo, estamos invitados a ser el cambio, no aceptando todo lo que ofrece y a través de prácticas verdes, cada uno desde nuestro hogar y nuestro trabajo, aportando nuestro granito de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *